Argentina y EEUU se acercan

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AFP
    La presidenta argentina, Cristina Fernandez de Kirchner.

    BUENOS AIRES - La presidenta argentina Cristina Kirchner se reunirá el viernes en Cannes con su par Barack Obama, a fin de reforzar lazos bilaterales y superar el incidente de un avión estadounidense cuya carga de equipamiento policial estuvo confiscada en Buenos Aires.

    El encuentro fue solicitado el lunes por Washington aprovechando que ambos mandatarios participarán de la Cumbre del Grupo de los 20.

    "Lo vemos como una oportunidad, tras la reelección de la presidenta, de dar un giro a la relación hacia una dirección más positiva", dijo el consejero adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes.

    Los vínculos bilaterales se resintieron a partir del 10 de febrero último, cuando fue confiscado en Buenos Aires equipamiento de seguridad traído a bordo de un avión militar estadounidense, material que fue devuelto luego de las protestas del gobierno de Obama.

    El argumento de las autoridades argentinas para confiscar armas, equipos de comunicación, medicamentos y psicotrópicos -destinados a un curso de entrenamiento- fue que no estaban declarados ni autorizados a ingresar.

    Estados Unidos respondió que se trataba de material destinado a la cooperación con la policía argentina.

    Kirchner, una abogada peronista de centroizquierda de 53 años, acaba de ser reelecta para otro mandato de cuatro años con un contundente respaldo en las urnas de casi 54% de votos, el mayor caudal desde la restauración de la democracia en 1983.

    El primer indicio de la nueva postura de Estados Unidos fue la inmediata felicitación a Kirchner por su victoria electoral y luego una comunicación telefónica mantenida por la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

    El episodio del avión se resolvió de hecho el 13 de junio cuando Argentina devolvió el material, cuya confiscación había motivado incluso una dura declaración de Obama.

    Pero después de la devolución el roce continuó cuando la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, dijo que Argentina debe normalizar su relación con algunos acreedores, que no entraron en el arreglo global de la deuda en 'default' entre 2005 y 2010.