Argentina elimina subsidios

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AFP
    Cristina Fernandez de Kirchner enmarcada en un perfil de Eva Perón, en la inauguración de un centro de salud en Lanús, Buenos Aires, el 25 de octubre de 2011.

    BUENOS AIRES - El gobierno argentino produjo el miércoles un giro en la política económica que se aplica desde 2003 al eliminar subsidios a compañías de servicios públicos, pero evitando un alza en las tarifas, anunció el ministro de Economía, Amado Boudou.

    Boudou, vicepresidente electo para el segundo mandato de la presidenta Cristina Kirchner a partir de diciembre, dijo que se suprimirán subvenciones a bancos, financieras, aseguradoras, juegos de azar, aeropuertos internacionales, puertos fluviales, telecomunicaciones, hidrocarburos y minería.

    En cambio, una comisión oficial analizará la estructura de subsidios en electricidad, gas y aguas, sin alterar los cuadros tarifarios, afirmó el ministro de Planificación, Julio de Vido, quien acompañó a Boudou en el anuncio en el Palacio de Hacienda.

    De Vido dijo que la medida generará "un ahorro fiscal de 600 millones de pesos ($140 millones)", en momentos en que se ha reducido el superávit fiscal primario, que se calcula antes de pagar deuda pública.

    La política de subsidios que favorece a sectores de menores ingresos, aunque también la disfrutan otros de clase media, fue implantada por el fallecido expresidente Néstor Kirchner (2003-2007) y continuada por su esposa.

    El volumen de gasto estatal por subsidios a servicios públicos alcanzó en setiembre los 52.000 millones de pesos ($11.000 millones), según la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública.

    Consultoras económicas calculan para todo el año un presupuesto en subsidios de más de 70.000 millones de pesos, alrededor de un 16% del Producto Interno Bruto.

    "La revisión de los subsidios comenzará con las empresas y no por las familias. Se buscará una mejor redistribución del ingreso", dijo Boudou.

    El anuncio fue realizado un día después de que Kirchner viajara a Cannes para la cumbre del Grupo de los 20 y para reunirse con su par de Estados Unidos, Barack Obama.