Arabia Saudita tiene nuevo heredero

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AFP
    El príncipe Nayef bin Abdul Aziz, ministro del Interior y sucesor del fallecido príncipe Sultán como heredero del trono saudí, el pasado 13 de marzo en Riad.

    RIAD - El ministro del Interior de Arabia Saudita, el príncipe Nayef Ben Abdel Aziz, de 78 años, fue nombrado nuevo príncipe heredero del reino, por decreto del monarca Abdalá Ben Abdel Aziz, en sustitución de Sultan Ben Abdel Aziz, fallecido el pasado viernes en Estados Unidos. El príncipe Nayef también fue confirmado en sus funciones de ministro del Interior y designado viceprimer ministro, convirtiéndose así en el segundo personaje en la fila de sucesión en el país. Según el decreto real, hecho público por la televisión estatal, el soberano decidió nombrar al "príncipe Nayef príncipe heredero, viceprimer ministro y ministro del Interior". El príncipe Nayef, que era segundo viceprimer ministro, sucede al príncipe Sultan Ben Abdel Aziz, cuya muerte sobrevino el viernes pasado en Estados Unidos y que fue enterrado el martes en Riad. El rey Abdalá informó al "Consejo de la Lealtad", un consejo restringido de la familia reinante de los Al Saud, sobre su decisión y pidió a sus miembros, que suman 35, que "juren lealtad al príncipe Nayef", ahora heredero del trono, señala el decreto. El príncipe era el favorito para convertirse en príncipe heredero. Nayef, ministro del Interior durante casi cuatro décadas, se ha convertido en un bastión de la dinastía Al Saud, supervisando la lucha contra Al Qaida y también castigando cualquier forma de oposición. El "Consejo de la Lealtad" fue creado como resultado de una reforma del sistema implantado en 2006 para garantizar una sucesión pacífica del poder en esta monarquía ultraconservadora del Golfo, la primera potencia petrolera mundial. El decreto no menciona el cargo de ministro de Defensa, que quedó vacante tras la muerte del príncipe heredero desaparecido y que éste había ocupado desde 1962, supervisando la modernización de las fuerzas armadas del reino, muy preocupado por su estabilidad.