Piden millones por casa de Versace

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    MIAMI - La mansión Casa Casuarina en South Beach, Florida, en cuyas escalinatas fue asesinado el famoso diseñador italiano Gianni Versace en 1997, está a la venta por $125 millones, anunciaron este viernes corredores de la empresa de bienes raíces ColdwellBanker Residential Real Estate.

    La lujosa propiedad de unos 6,100 metros cuadrados tiene 10 habitaciones, 11 baños, una piscina con mosaicos y oro, y está decorada con frescos, pisos de madera, esculturas y murales.

    El corredor de bienes inmuebles Jill Eber dijo que en Miami se están "viendo precios como nunca antes" debido a la afluencia de compradores internacionales y consideró que es un "momento perfecto" para vender Casa Casuarina.

    Versace compró en 1992 lo que era un viejo edificio de apartamentos de estilo español y lo transformó en un lujoso palacete de estilo italiano rodeado de exuberantes jardines, esculturas de bronce y sus famosas medusas -su sello más personal-, empotradas en la verja de los muros que la rodean.

    Adquirió la propiedad por unos $10 millones y luego invirtió otros $33 millones para su expansión.

    Peter Loftin, quien actualmente posee la mansión, la compró en el 2000 por $19 millones y la convirtió en un hotel de lujo con un restaurante, pero manteniendo el estilo de la edificación.


    Casa Casuarina fue construida en 1930 por Alden Freeman, siguiendo el modelo del Alcázar de Colón, en Santo Domingo, una residencia levantada en 1510, que se cree es la más antigua del Nuevo Mundo.


    El diseñador italiano fue asesinado de dos balazos en la cabeza el 15 de julio de 1997 en los escalones de la entrada de la mansión tras desayunar en un cercano restaurante donde compraba todas las mañanas "Il Corriere della Sera" y revistas francesas.


    El presunto asesino, Andrew Cunanan, un hombre que se prostituía con clientes homosexuales ricos y que fue acusado de otros dos asesinatos, se suicidó nueve días después en una casa flotante anclada a unos dos kilómetros al sur de la mansión de Versace tras una intensa búsqueda por parte de las autoridades estadounidenses.