8 pasos para tener un cabello sano

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Los productos, la secadora, la contaminación, la alimentación... son muchos los factores que influyen en la belleza del cabello. Sin embargo, más que pociones mágicas, lo que realmente hace que una cabellera sea hermosa a la vista, al tacto e incluso al olfato, es la salud. Aquí te presentamos ocho pasos básicos para mantener tu cabello sano.

    Empieza por la raíz. La resequedad, el exceso de grasa y la caspa pueden dañar el folículo y afectar la cabellera hasta las puntas. Identifica qué tipo de raíz tienes y elige un tratamiento adecuado para ella. Antes de dormir, cepilla tu cabello en seco, aplícale una mascarilla de noche y dale un buen masaje (por lo menos diez minutos, del cuello hacia el rostro y del rostro hacia el centro). Si lo haces una vez por semana, esto mejorará la ciruclación de la sangre en la raíz, manteniéndola oxigenada y lista para aprovechar los nutrientes que le apliques.

    Usa un corte limpio. Eso quiere decir que no requerirá un peinado demasiado producido que puede maltratarlo. Pídele a tu estilista que le dedique tiempo a tu corte, que estudie tu rostro, que use los instrumentos adecuados para la textura, el grosor y la forma de tu cabello. El degrafilado con navaja, por más que se ponga de moda, no es para todo el mundo. Un corte limpio permitirá que tu cabello se acomode libre y naturalmente. Un principio que me enseñó mi estilista, que parece muy obvio pero mucha gente ignora: entre más complicado es tu corte, más mantenimiento requiere, en casa y en el salón. Como mínimo, un corte con mucho diseño debe retocarse cada seis semanas. Eso sí, con corte fashion o sin él, debes hacerte un riguroso despunte cada cierto tiempo para estimular su crecimiento y evitar que las puntas tengan apariencia de escobilla.

    Lávalo con moderación. ¿Cada cuántos días? Es difícil determinarlo, cada cuero cabelludo es un mundo, pero hay que confiar en los sentidos. Revisa si se ve y se siente grasoso, si huele mal, si tiene escamas... Es importante lavarlo con frecuencia para evitar que los folículos se tapen, pero hay que ser cuidadosos si lo lavamos diario, porque podemos resecarlo.