Habla hermano de vigilante

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El hermano de George Zimmerman aseguró que el vigilante voluntario se encontraba luchando por su vida la noche de la muerte de Trayvon Martín, e insiste que los gritos de auxilio escuchados en una llamada al 911 son de su hermano. Robert Zimmerman Jr. habló por primera vez la noche del jueves en la cadena CNN, en defensa de las acciones de su hermano el 26 de febrero en Sanford, Florida. Zimmerman, Jr. niega que su hermano le haya disparado al joven de 17 años a sangre fría. “George no disparó a sangre fría”. También reveló el estado de salud del vigilante. “Mi hermano fue diagnosticado con síndrome de estrés postraumático”. En un video revelado el jueves, Zimmerman parece no haber sufrido algún golpe serio y puede poner en duda su versión de que fue atacado por el menor y tuvo que sacar el arma. El video, grabado la noche del 26 de febrero en que murió el menor Trayvon Martin, muestra al guardia esposado y acompañado por la policía en la comisaría de la localidad de Sanford, a las afueras de Orlando, en el centro de Florida. En la grabación, obtenido originalmente por ABC News y recogido este jueves por otros medios locales, el rostro de Zimmerman no parece haber sufrido ningún golpe serio, ni se ven rastros de sangre o cortes. Además, el joven de 28 años parece andar sin dolores aparentes y con normalidad, aunque el vídeo no ofrece imágenes de primeros planos. Zimmerman dijo a la policía la noche del suceso que estaba regresando a su vehículo cuando Martin se acercó a él por detrás, intercambiaron varias palabras y luego el menor le golpeó en la nariz, cayó al suelo y allí el adolescente comenzó a pegarle, una versión que rechazan los que piden que se le arreste. Se trata del argumento utilizado por Zimmerman para defender que se vio obligado a actuar en defensa propia, algo que la policía dio por válido desde el primer momento, ante la ausencia de testimonios que le contradijeran. Un abogado de Zimmerman dijo que éste sufrió la rotura de la nariz por un golpe propinado por Martin durante el incidente y que presentaba también cortes en la cabeza. Sin embargo, en las imágenes tomadas en la comisaría de Sanford no se aprecia que Zimmerman haya sufrido algún golpe evidente o herida en la cara o la cabeza, aunque conviene insistir en que no son primeros planos.