Cuba: Gobierno crea subsidio para viviendas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LA HABANA - El Gobierno de Cuba otorgará subsidios a partir del 15 de enero para los cubanos con bajos recursos económicos que necesiten reparar o construir sus viviendas, según informa una disposición divulgada por la Gaceta Oficial.

    El acuerdo del Consejo de Ministros favorecerá "a las personas con falta de solvencia económica" que estén protegidas o no por la Asistencia Social, y se implementará mediante un contrato tras la entrega del subsidio. De acuerdo con la medida publicada en el sitio digital de la Gaceta Oficial, el Gobierno dará prioridad a las familias afectadas por catástrofes como ciclones e inundaciones, y a los "casos sociales críticos". En concreto, el subsidio respaldará la compra de materiales de construcción y el pago de mano de obra para reparar, conservar y construir viviendas "por esfuerzo propio", es decir por particulares. Su financiamiento se desprenderá de las recaudaciones del Estado por la venta de materiales de construcción en todo el país cada año.

    En el caso de la construcción de una vivienda, el Estado financiará espacios básicos de 25 metros cuadrados por un valor que no exceda los 80,000 pesos cubanos (unos 3,333 dólares). Para "acciones de conservación menores" el subsidio incluirá un monto de hasta 5,000 pesos cubanos (208 dólares) y para otros trabajos de "mayor complejidad" la cifra se incrementa hasta 10,000 pesos cubanos (417 dólares). El diario oficial Granma, portavoz del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único), explicó que la medida se corresponde con la decisión oficial de "eliminar las gratuidades indebidas y los subsidios excesivos, bajo el principio de compensar a las personas necesitadas y no subsidiar productos de manera general". Esa política aparece recogida en el plan de ajustes económicos aprobado en abril pasado por el VI Congreso del PCC que, además de la progresiva eliminación de subsidios, promueve acciones como una pequeña y controlada apertura a la iniciativa privada o el "adelgazamiento" de las infladas plantillas del sector estatal. Según datos oficiales, más del 50 por ciento de las construcciones en la isla están en mal estado y unos 8,5 de cada 10 edificios necesita reparaciones.