“No lo merecía”, dice que jarabe para la tos lo llevó a matar a su esposa