Espagueti, la predicción tras la fuerza descomunal de Irma