Insólito: cómo un auto terminó en el techo de una casa