Demandan Junta Escolar de Palm Beach

Una pareja pide justicia por los supuestos maltratos a su hijo autista.

Demandan Junta Escolar de Palm Beach
Crédito: Shutterstock
Por TELEMUNDO 51 LOCAL 24 de julio de 2014

WEST PALM BEACH - Al no haber podido convencer a un juez federal de que las autoridades escolares del Condado de Palm Beach violaron los derechos constitucionales de su hijo autista al detenerlo físicamente cerca de 90 veces sin su conocimiento, una ex pareja de Boynton Beach está ahora demandando a la junta escolar en el tribunal estatal.
Según The Palm Beach Post, su abogado, Leonel Plasencia, dijo el lunes que continuará el pleito para que el consejo escolar pague a sus clientes los millones de dólares que debe por el daño que se les hizo al menor cuando era un estudiante en la Escuela Intermedia de Lantana hace casi 10 años.
Sin embargo, dijo que la decisión del tribunal federal fue desgarradora para la pareja que ha luchado para poner fin a la controvertida práctica de restringir a los niños con necesidades especiales mediante castigos boca abajo en el suelo.
Con la demanda ahora en el circuito de la corte de Palm Beach, el consejo escolar está protegido por una ley estatal que limita la cantidad de personas que pueden recibir una constatación de infracción del gobierno.
El tope que existía a mediados de la década de 2000, cuando el presunto abuso ocurrió, significa que los clientes de Plasencia podrán recibir más de 200,000 dólares, incluso si el jurado está de acuerdo en que debido a maltratos repetidos el joven nunca se recuperó.
La única manera de evitar el tope sería persuadiendo a los legisladores estatales de que los padres merecen mucho más para proporcionar el tipo de cuidado que el joven, que ahora tiene 20 años de edad, necesita a lo largo de su vida.
"Todo este asunto ha sido devastador para ellos", dijo Plasencia sobre sus clientes, que son identificados en los documentos judiciales sólo por sus iniciales.
Se cree que sean Phyllis y Musumeci Rocco, quienes ahora viven en el condado de Brevard cerca de una escuela residencial donde el consejo escolar ubicó a su hijo, y que no pudieron ser contactados para mayores detalles.