“Tenemos hijos, parimos. ¿Cómo no vamos a aguantar un trabajo tan fácil?”.

Con una sonrisa y llena de positivismo, la cubana Migdrey Sixto, de 33 años, describe su trabajo en el área de construcción.

Migdrey ha tenido que enfrentar duras pruebas en su vida, y hoy día su mayor motor para trabajar es poder recuperar a sus tres hijos.

“Cometí un error muy grande”.

No puede evitar conmoverse al hablar de cómo le quitaron a sus niños.

Tampoco puede contener las lágrimas al compartir su sueño de poder regresar a Cuba y ver de nuevo a su papá.

Desde que se mudó, ha enfrentado la barrera del idioma y las consecuencias de la adicción a la que sucumbió en un momento de su vida. Esto ha limitado sus opciones de empleo. Pero aún con los callos en sus manos puede compartir la satisfacción que le brinda su trabajo.

Así como Migdrey, muchos inmigrantes en el sur de la Florida y el resto del país encuentran su sustento trabajando en la construcción.

Miami tiene la tercera mayor concentración de rascacielos en los Estados Unidos y se mantiene en constante desarrollo.

El primer rascacielos en Estados Unidos se construyó en 1884.

Créditos:
Productora: Adriana Mocciola
Camarógrafo: Jesús Díaz Del Llano​
Edición y Post Producción: Patricio Muñoz
Producción: Daylin Lugo
Productores Digital Multimedia: Raúl Dopico y Ana Rosa Thillet
Gráficas: Marisela Martínez