Caras pintadas: diversión en familia

Te proponemos una idea divertida, sencilla y muy estimulante para comenzar a ponerse a tono con Halloween

Caras pintadas: diversión en familia
Crédito: Shutterstock
Por Telemundo Local 30 de agosto de 2014

Te proponemos en esta oportunidad una idea divertida, sencilla y muy estimulante para comenzar a ponerse a tono con Halloween: pintar el rostro de los niños con motivos divertidos o escalofriantes. Esta es una de las propuestas que a os pequeños más los suele ilusionar en fiestas y cumpleaños. Ellos, que siempre están en busca de un nuevo y mejor disfraz, sentir que sobre su piel aparece el rostro de un felino, una pariposa o ¡Spiderman! los volverá locos de alegría.
¿Qué necesitas? Pinceles de varios grosores, lápices como el de ojos de mamá de diferentes colores, esponja de maquillaje, barras de labios y una crema de cara y otra desmaquillante, y muchas ganas de pasar un rato inolvidable en familia. No te preocupes si eres poco hábil en las manualidades: existen diferentes instructivos en la web donde explican paso a paso cómo proceder. Lo único que precisas es liberar tu creatividad, sentirte una verdadera artista y plasmar en las caritas de tus hijos los animales o personajes preferidos de ellos.
Puedes optar por pintar una mariposa en la cara de tu hija, pintarla como un payaso o una máscara colorida como si estuviera en una fiesta de disfraces. A tu hijo, puedes camuflarlo como un soldado, convertirlo en pirata o en un superhéroe.
Las indicaciones:
- Arma un plan. Aunque la mayoría de las ideas cuando pintamos niños suelen ser simples ya sabemos que generalmente se ponen impacientes. Por eso necesitas trabajar rápido y se hace necesario tener una idea clara de qué es lo que quieres lograr.
- Usa esponjas de maquillaje para cubrir rápidamente un área grande.
- Para evitar que la pintura se quiebre aplícala en capas finas.
- Deja que seque el color de base antes de aplicar colores extras en el diseño. Si no lo haces los colores se mezclaran.
- Ahorra tiempo invirtiéndolo previamente en stencils con formas de corazones, estrellas, globos y otros diseños comunes.
- Para crear resultados profesionales combina diseños simples con tatuajes temporales.
- Ten a mano un par de toallitas de bebé o de pañuelos de papel. Así podrás remover el exceso de pintura de tus manos.
- Lo mejor para quitar luego el maquillaje son los productos específicos para eliminar el maquillaje de carnaval. Si no, usaremos la crema desmaquillante más densa que tengamos para que, una vez terminada la fiesta, la piel del pequeño quede totalmente limpia.
Algunas advertencias:
El aspecto principal es elegir las pinturas cuidadosamente. Solamente compra aquellas que estén especialmente diseñadas para la pintura de rostro. Ten en cuenta queotros materiales pueden causar irritaciones en la piel o reacciones alérgicas. Nunca uses marcadores ni pintura acrílica para pintar la cara de los chicos. Además, ten cuidado a la hora de usar purpurina cerca de los ojos. Tampoco coloques pintura en alguna zona dañada.
Fuente: kidshealth.org