Satelite "Kepler" descubre planetas que podrían albergar vida.