Rostros de nuestra ciudad (22): Jay Palacio