Rostros de nuestra ciudad (43): Peter Volum