Rostros de nuestra ciudad (33): Felice Gorordo