Rostros de nuestra ciudad (31): Eduardo Casterán