¿Podrá Obama cumplir con sus promesas?