Demócratas busca atraer el voto hispano