"El Patrón del Mal" en la vida real