Gaby Espino vuelve a las novelas

Conversamos con la actriz sobre Jencarlos Canela, el nuevo bebé y sus proyectos.

Gaby Espino vuelve a las novelas
Crédito: Juan Manuel Garcia/NBC
Por Ana Rosa Thillet 28 de julio de 2014

MIAMI - Tras su participación como animadora en Premios Tu Mundo y ahora en el nuevo programa de talento “Yo me llamo”, Gaby Espino regresará a los estudios de grabación para retomar su faceta como actriz, con la que tanto se ha dado a conocer.


La actriz venezolana, de 34 años, confirmó con Telemundo Y Punto que antes de que finalice el año el año comenzará grabaciones.


En estos momentos, Telemundo transmite “Más sabe el diablo” (2009), producción que protagoniza con su pareja en la vida real, el actor y cantante Jencarlos Canela, padre de su bebé de ocho meses Nickolas.


Para Gaby Espino, su trabajo en Premios Tu Mundo y “Yo me llamo” ha representado la oportunidad de regresar a la conducción después de mucho tiempo.


“Me dediqué a hacer novelas y no había tenido la oportunidad de poder hacer algo en conjunto”, comparte quien trabajó como conductora en el show infantil “Nubeluz”, así como en los programa “Lo último” y “Estilo Sony”, del canal por cable Sony Entertainment Television.


“Yo me llamo” -que estrena este domingo 9 de septiembre a las 9pm/8c- es un programa de talento en que los concursantes deben parecerse a sus ídolos y se enfrentan a un panel de jueces conformado por el cantante de música regional mexicana Lupillo Rivera, la presentadora Penélope Menchaca y la imitadora de personalidades Samia.


En Premios Tu Mundo, celebrado la semana pasada, Espino compartió el escenario con Jencarlos Canela, quien arrasó esa noche en la entrega de galardones.


“Fue un momento súper emocionante, súper divertido. Además todo el mundo lo esperaba, como las fans, que nos apoyan muchísimo. Nos gozamos ese momento y la pasamos súper chévere”, manifiesta.


Al preguntarle cómo se siente de retomar sus proyectos luego de tener a su bebé, no tarda en responder: feliz.


“Estoy muy contenta. Ya me hacía mucha mucha falta comenzar a trabajar”.