"Dueños del paraíso": así crean la magia

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Dueños del paraíso / Telemundo
    Los efectos de sonido y una buena musicalización acentúan el dramatismo de las escenas que completan la trama de "Dueños del paraíso".

    Escenografía, ambientación, efectos de sonido, producción de imagen, entre otros factores, son claves al realizar una serie de la calidad de "Dueños del paraíso", donde el talento que está frente a las cámaras tiene el respaldo de creativos de excelencia que están ahí, aunque pocas veces se dejan ver.

    Una de esas ocasiones fue la lograda por la periodista Sheila Colón, quien recorrió los diversos departamentos de la producción de la novela que esteraliza Kate del Castillo para conocer a sus responsables y mostrar algunos de los secretos que han impactado a la audiencia.

    El proceso incluye edición, corrección de color y musicalización, que en conjunto pueden llevar varios días para lograr cada una de las escenas que se ven en los diferentes capítulos.

    [Te puede interesar: Kate del Castillo, fuerte y sexy en revista]

    "Dueños del paraíso" detrás de las cámaras

    "Dueños del paraíso" detrás de las cámaras
    Son muchos los elementos que intervienen en la producción de la serie de Telemundo y en conjunto han logrado un producto de la más alta calidad. (Publicado viernes 27 de febrero de 2015)

    "Si estamos hablando de una escena con efectos, como una escena de tiroteo, me toca ver también el tipo de armas que se están utilizando", dice Joaquín Fernández, editor de música senior.

    Los profesionales de la edición, como Hader Antivar, admiten que alguna de las escenas les cuestan trabajo, porque involucran los sentimientos y sus emociones a tal grado que sienten el dolor y el sufrimiento de los protagonistas, como ocurrió en el caso de la violación que sufre Anastasia Cardona.

     

    "Es parte de lo que me encanta de Telemundo, que me ha dado mucha libertad creativa", afirma Kate del Castillo, quien da vida a Anastasia Cardona.