Damon y Óscar: “se debe hacer mucho, mucho, mucho más”

El actor está nominado como Mejor Actor por su rol en 'The Martian'

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    El actor Matt Damon está nominado como Mejor Actor por su papel en la película de Riddley Scott, 'The Martian'.

    La rama del cine tiene "un largo camino por recorrer", opinó el actor Matt Damon al referirse a la polémica por la falta de diversidad en la Academia de Artes y Ciencias del Cine que todos los años entrega los reconocidos premios Óscar.

    Hollywood debe hacer "mucho, mucho, mucho más" para reflejar las audiencias que ven las películas, dijo a The Associated Press el actor estadounidense nominado este año al Oscar como mejor actor por "The Martian".

    "Estamos hablando de enormes injusticias sistémicas alrededor de raza y género que son mucho más grandes que los Oscar", agregó el sábado. "Hay enormes cuestiones en nuestra industria y nuestro país" dijo el actor, quien está casado con Luciana Bozán Barroso, de Argentina, desde 2005. Ambos tienen tres hijas y viven en Los Ángeles.

    La diversidad ha dominado la conversación alrededor de los premios de la Academia desde que se anunciaron las nominaciones la semana pasada y por segundo año consecutivo fue sólo para actores blancos. El viernes, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas anunció cambios que incluyen duplicar a sus integrantes mujeres y de minorías para el año 2020.

    Damon dijo que la decisión es un "maravilloso primer paso". "Pero sólo es eso. Un primer paso", agregó.

    La indignación generalizada que causaron dos años consecutivos de nominaciones al Oscar en su mayoría para actores blancos, se consolidó en la frase condenatoria "OscarsSoWhite" en redes sociales.

    Según la activista April Reign, la frase ayudó a crear unidad y una ola en los medios de comunicación que el viernes llevó a que la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas anunciara reformas a favor de la diversidad.

    Como muchos otros, Reign celebró el anuncio. Pero sólo por un momento.

    "Aunque nos sentimos alentados por las noticias de hoy, todavía se deben hacer cambios", dijo Reign, quien todavía hizo un llamado a los espectadores a boicotear la ceremonia del 28 de febrero. "Los candidatos siguen siendo los mismos de hace una semana".

    Las acciones anunciadas el viernes por la presidenta de la Academia Cheryl Boone Isaacs y que siguieron a una votación por unanimidad de la Junta de Gobernadores de la Academia, conformada por 51 miembros, fueron para algunos una respuesta rápida poco común a la crisis que envolvió a los premios Oscar cuando se anunciaron las nominaciones ocho días antes.

    Pero para muchos que han ejercido presión para el cambio, el anuncio de la Academia fue visto como sólo el principio: un primer paso en un movimiento creciente que busca igualdad de oportunidades, en los escenarios y en los premios, en una industria que está lejos de igualar la composición racial, étnica y de género de su público.

    "Aplaudo sus intentos de hacer algo al respecto", dijo Don Cheadle, quien fue nominado al mejor actor en 2005 por su actuación en "Hotel Rwanda". Pero consideró que se está "tratando el síntoma y no las causas que nos hicieron llegar hasta aquí y que tienen que ver con la inclusión, el acceso y la capacidad de las personas de color, mujeres y minorías para conseguir posiciones donde destaquen en una película".

    El objetivo de la Academia es duplicar el número de mujeres y minorías en 2020, aunque no ha dado a conocer su composición demográfica actual.