¿Se apaga la estrella de Johnny Depp?

¿Se apaga la estrella de Johnny Depp?

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LIONSGATE
    Johnny Depp y Gwyneth Paltrow en una escena de "Mortdecai".

    En la semana del estreno de su más reciente película, "Mortdecai", varios críticos consideran que la carrera del célebre actor está en picada.

    No es la primera vez que un actor o músico es calificado como decadente, ni es la primera vez que una película de Johnny Depp recibe críticas aplastantes, pero es algo que está ocurriendo con mucha frecuencia.

    La crítica de "The Hollywood Reporter", Tatiana Siegel, titula su comentario como "La encrucijada en la carrera de Johnny Depp: el actor se enfrenta a su tercer fracaso consecutivo en la taquilla".

    Siegel no está considerando fracasos previos, simplemente estos tres seguidos: la nueva comedia "Mortdecai", precedida por "Transcendence", un drama de ciencia-ficción del 2014, y "The Lone Ranger" (El llanero solitario), del 2013.

    Básicamente se refiere a la pobre recaudación en taquilla de estas películas, comparadas con lo que costó producirlas, aunque no deja de mencionar las críticas negativas.

    Tampoco deja de lado el hecho de que la breve presencia de Depp en una secuencia de "Into the Woods" contribuyera al éxito del cuento fantástico de Disney.

    Pero hay algo que no está funcionando en los filmes en los que Johnny es el protagonista.

    Especialmente desde el éxito que ha tenido como el capitán Jack Sparrow en la franquicia de "Piratas del Caribe", en la cual tal vez el problema sea la saturación con tanta secuela.

    Tampoco le fue mal como el sombrerero loco en "Alice in Wonderland", que ya está preparando una secuela.

    Por su parte, Stephanie Merry, crítica de "The Washington Post", afirma que "Piratas del Caribe" lo convirtió en megaestrella y al mismo tiempo lo arruinó.

    Merry opina que Depp solía ser el actor más "cool" de Hollywood, incluso antes de haber protagonizado ninguna superproducción, o quizás precisamente debido a eso, como infiriendo que el éxito fue su perdición.

    Mientras pronostica el fracaso de "Mortdecai", Merry hace un recuento de las películas que vale la pena ver de él, a la vez que define su encanto por otros factores, como lo enigmático de sus personajes y de su propia personalidad, e incluso la influencia de sus diversas parejas, de las cuales cita a Winona Ryder y Kate Moss.

    Desde ya, afirma que "Mortdecai" es su peor película desde "Alice in Wonderland" y se imagina la lucha de los otros actores para lograr química con él.

    Un caso de mala química ciertamente fue con Angelina Jolie en "The Tourist", su fracaso del 2010.

    La crítica atribuye esta situación a la edad de Depp: los difíciles 51 años. Y se pregunta si la crisis de los cuarenta le llegó tarde.

    Pero no cuestiona al personaje actual: después de todo, Johnny ha hecho su carrera interpretando a personajes excéntricos, incluso desde antes de su primera colaboración con el director Tim Burton, la aclamada "Edward Scissorhands".

    Sus actuaciones en "Benny and Joon", "Ed Wood", "Dead Man" y "Don Juan DeMarco", fueron bien recibidas por la crítica, como recuerda Merry. Y todo esto, mientras rechazaba papeles importantes, en filmes como "Titanic", "Legends of the Fall", "Interview With a Vampire" y "Speed".

    No sin malicia, Merry comenta que en la década de 1990, cuando sus éxitos cinematográficos opacaban sus fracasos, Depp conoció a la que sería su pareja más estable, la cantante francesa Vanessa Paradis, coincidiendo con su conversión en superestrella.

    Fue entonces que asumió el rol del capitán Sparrow en "Piratas del Caribe". La primera entrega se subtitula "La maldición de la Perla Negra". Y parece que el éxito -con merecida nominación al Oscar incluida- fue también su maldición, según Merry.

    Todo iba bien y hasta fue nominado dos veces más al Oscar, como el autor de "Peter Pan" en "Finding Neverland", del 2004, y como el barbero asesino en "Sweeney Todd", del 2007.

    Pero desde ahí, su carrera entró en decadencia, aparentemente por la influencia de Jack Sparrow, con un Johnny Depp oculto bajo diversos disfraces, mientras los dólares en taquilla en Estados Unidos van descendiendo.

    Tampoco se le puede echar la culpa a Vanessa Paradis, agrega la crítica, pues la pareja se disolvió en 2012, tras una relación de 14 años y dos hijos.

    Entretanto, Olivia Armstrong, de la publicación "Decider", se pregunta dónde se echó a perder Johnny Depp, comenzando por augurar el fracaso de "Mortdecai", a la que describe como "porquería" de sólo ver el avance.

    Armstrong no pone en tela de juicio la versatilidad ni el talento de Depp, pero cuestiona no sólo algunas películas puntuales sino la interminable sucesión de secuelas de "Piratas del Caribe".

    Lo interesante de su comentario es que Depp parece haberse concentrado en el éxito comercial y en su función de entretener, y ha olvidado la esencia artística de su oficio.