Raúl Gonzalez lloró muchísimo por el sobrepeso

Raúl Gonzalez lloró muchísimo por el sobrepeso

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El sobrepeso le ocasionó a Raúl González que se deprimiera.

    Al presentador de televisión Raúl Gonzáles la obesidad le ocasionó mucho sufrimiento, al punto de sacarle lágrimas.

    Detrás de su sonrisa, se guarda una historia agridulce. Ser una de las figuras más famosas de la televisión hispana no evitó que su peso lo  angustiara.

    “Lloré mucho, lloré muchísimo”, admitió el conductor. ”Yo desde que tengo uso de razón siempre fui una persona obesa, desde que nací siempre pesé más que los demás”, agregó.

    Su amorío con la comida comenzó en la niñez. “Mi mamá siempre me quería hacer comer para que estuviera bien alimentado”, confiesa Raúl, quien desde los cinco años está en los medios de comunicación.

    Raúl Gonzalez sufrió por el sobrepeso

    Raúl Gonzalez sufrió por el sobrepeso
    Al presentador de televisión Raúl Gonzáles la obesidad le ocasionó mucho sufrimiento, al punto de sacarle lágrimas. (Publicado jueves 23 de abril de 2015)

    Pero, tal vez una de las situaciones más difíciles que le tocó vivir fue enfrentarse a sus primeras relaciones sexuales en la adolescencia.

    [Te podría interesar: Fotos: 30 Alimentos que queman grasa]

    “Mis primeros encuentros en la adolescencia, fue espantoso. Fue muy duro porque no estás preparado, porque piensas que la otra persona no merece un cuerpo como este”, explica Raúl.   

    “Yo hice todas las dietas y todas funcionan. Yo me puse todas las fajas habidas y por haber”, dice el conductor. Lo que sucede “es que en el momento que dejas de hacerlo, o dejas de usarlo, vuelves otra vez al problema”, añade.  

    El sobrepeso le ocasionó que se deprimiera hasta que un buen día dijo: “Basta Ya”. Fue entonces que el carismático presentador ingresó a comedores compulsivos anónimos, un programa que fue clave para que Raúl lograra un peso saludable.

    Para más información sobre comedores compulsivos puede visitar su página en internet, www.Oa.org.

    [Te podría interesar: Fotos: Mayra Rosales, un caso ejemplar para los gorditos]