El nieto de Cantinflas vive como indigente

El nieto de Cantinflas vive como indigente

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO LOCAL

    Gabriel Moreno Bernat, hijo de Mario Moreno Ivanova y Sandra Bernat, es el hermano mellizo de Marisa, la joven brutalmente golpeada por su esposo.

    Gabriel, quien vive su propio drama personal, todavía no ha visto a Marisa, quien se recupera en un hospital.

    Su padre, Mario Moreno Ivanova, declaró que Gabriel ya conversó con su hermana. "Habló con ella, los dos lloraron y Marisa también le pidió que se cuidara mucho", expresó.

    Sin embargo, el padre no ha dejado que los hermanos se vean.

    El drama del nieto de Cantinflas

    El drama del nieto de Cantinflas
    Después de la noticia de la golpiza que sufrió Marisa Moreno a manos de su esposo, trascendió que su hermano Gabriel vive en la indigencia. (Publicado sábado 17 de octubre de 2015)

    Gabriel, quien vive como indigente en el pueblo de Tecamachalco, comentó: "en dos ocasiones he hablado con ella y mi papá todavía no quiere que yo la vea, por las cicatrices que tiene en la cara".

    "Como está en psiquiátricos y la están ayudando, mi papá me ha dicho que todavía no es el momento de ver a mi hermana", agregó. "Cuando ella esté mejor, más estable, la puedo ir a ver".

    Gabriel contó que le reclamó a su hermana que hubiera regresado con su esposo. "Me dijo que ella lo amaba y todo eso, y ahora resulta que salió golpeador y ya en varias ocasiones habían tenido peleas, discusiones y maltratos... es un monstruo".

    La familia Moreno Bernat está marcada por la desgracia.

    El hermano mayor, Mario, murió en 2013. Aunque oficialmente fue un suicidio, su madre Sandra afirma que lo asesinaron, ahorcándolo en un motel.

    Ahora la hermana quedó grave tras la brutal golpiza que le propinó Alain Meder, de quien se está separando y quien está detenido por esa agresión.

    Y Gabriel, su mellizo, vive como vagabundo, en condiciones deplorables.

    Sandra Bernat declaró que su hijo estuvo en un centro de rehabilitación para drogadictos y denunció el desinterés de su padre.

    "Gabriel acaba de estar internado cuatro meses y medio" y en ese tiempo "nunca lo fue a ver, jamás mandó dinero y no estoy hablando de grandes cantidades: la aportación semanal era de 300 pesos", dijo.

    "Me enteré que está en un centro de rehabilitación juvenil en Tecamachalco, lo cual me da mucho gusto", añadió.

    Pero como verificó Gustavo Adolfo Infante en exclusiva para el programa Un Nuevo Día, de Telemundo, Gabriel no está en ningún centro de rehabilitación, sino en la calle haciendo mandados para vendedoras de tamales y tortillas.

    "Estuve en un servicio anexo en ... de cuatro meses el proceso", contó Gabriel. "Yo me lo aventé y me querían aventar un año, pero yo no quise y mi mamá me dijo 'como quieras, pero yo todavía no te puedo tener en la casa' y yo la verdad me desesperé y me salí".

    Gabriel señaló que su mamá no quería que fuera a vivir con ella "porque íbamos a tener problemas, discusiones, maltrato psicológico más que físico".

    El nieto de Cantinflas duerme en un camión viejo, donde huele a drogas, como pudo comprobar Infante.

    Para más noticias de Un Nuevo Día, haz click aquí.