Guillermo del Toro: México es una vorágine

Guillermo del Toro: México es una vorágine

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    GUADALAJARA, México - México está viviendo un hito histórico por la inseguridad y la descomposición social que vive el país, afirmó este martes el director mexicano Guillermo del Toro en su visita al Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG), que se desarrolla hasta el 15 de marzo.

    "Vivimos en un momento excepcional en que creo que estamos en un hito de inseguridad y descomposición que va a ser histórico", dijo el realizador en una conferencia de prensa.

    El director de "El laberinto del fauno" y "Hellboy" habló de la violencia en México, país que ha pasado "de la descomposición social a la absoluta vorágine" y en donde se vive "un duelo".

    "La mayoría de las estructuras (gubernamentales) que supuestamente nos sostienen nos demuelen, y eso me preocupa", afirmó.

    Guillermo del Toro teme a la inseguridad en México

    Guillermo del Toro teme a la inseguridad en México
    El director mexicano dice que le gustaría filmar en su país, pero que se ha pasado de la descomposición social a la vorágine y se vive una ley del viejo oeste. (Publicado viernes 30 de septiembre de 2016)

    Esa misma inseguridad, afirmó, es el factor que le disuade de volver a filmar una película en Guadalajara, donde rodó su ópera prima "Cronos" y donde su padre, un empresario local, fue secuestrado hace cerca de una década.

    No obstante, la posibilidad de volver a trabajar en su tierra es una deuda que tiene pendiente consigo mismo. "Me lo debo como persona y me lo debo como narrador; no quiero morirme con ese pendiente", aseguró el también productor y guionista.

    Mientras tanto, Del Toro busca dejar parte de su legado en las próximas generaciones de cineastas y animadores.

    Anunció que entre sus proyectos está la creación de una beca para jóvenes que, una vez que él muera, puedan pasar tiempo en la casa-museo que tiene en Los Ángeles y donde guarda su colección de dibujos, estatuas, escritos y bocetos que han dado vida a sus personajes.

    Su objetivo es "que jóvenes creadores del género fantástico puedan vivir seis meses y escribir novela, guión o storyboard".

    Adelantó que trabaja en una exposición itinerante que contendrá algunos de esos objetos, la cual viajaría a varias ciudades de Estados Unidos, Canadá, Francia y México, y que espera concretar en breve.

    Del Toro es una de las figuras de la presente edición del FICG, festival que ayudó a fundar hace tres décadas y en donde charló con jóvenes cineastas en una sesión en la que también se dieron cita centenares de sus seguidores.

    Ahí afirmó que ve poco probable que una película de un director mexicano pueda ganar otro premio Oscar como ocurrió con sus compatriotas y amigos cercanos Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu, reconocidos con los Premios de la Academia por las cintas "Gravity" y "Birdman", respectivamente. "Tres al hilo va a estar cabrón", bromeó.

    La sala fue insuficiente para albergar a sus admiradores, y a petición de Del Toro los organizadores del festival se vieron obligados a abrir una segunda charla para quienes quedaron fuera.

    El realizador habló de todo con los jóvenes, desde sus inicios en el cine y de su próxima película por estrenar, "Crimsom Peak", hasta cuántos tacos ha comido en su vida.

    "No sé, pero ha sido un genocidio de tacos. Incalculable", contestó en el tono bromista que lo caracteriza y que mantuvo durante toda su estadía en esta ciudad.