Castigo millonario por canción "Blurred Lines"

Castigo millonario por canción "Blurred Lines"

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    Foto: A la izquierda se ve a Pharrel Williams y a la derecha está Robin Thicke.

    LOS ÁNGELES (California) - Un jurado aprobó que sea entregada una indemnización por casi 7.4 millones de dólares a los hijos de Marvin Gaye tras determinar que los cantantes Robin Thicke y Pharrell Williams copiaron la música del astro del soul para crear el éxito de 2013 "Blurred Lines".

    La hija de Marvin Gaye, Nona Gaye, lloró cuando el veredicto era leído mientras su abogado Richard Busch la abrazaba.

    "Ahora me siento libre", dijo Norma Gaye tras conocer el resultado. "Libre de las cadenas de Pharrell Williams y Robin Thicke y lo que trataron de hacernos y las mentiras que se dijeron".

    El veredicto podría manchar el legado de Williams, quien es famoso por producir éxitos que lo han llevado a múltiples premios Grammy.

    Williams y Thicke están "indudablemente decepcionados", dijo su principal abogado Howard King.

    "Se mantienen firmes en su absoluta convicción de que escribieron esta canción de forma independiente", dijo King.

    King ha dicho que la decisión a favor de los herederos de Gaye podría tener un efecto negativo en los músicos que tratan de emular una época o el sonido de otros artistas.

    Larry Iser, un abogado especializado en propiedad intelectual que ha representado a numerosos músicos en casos por derechos de autor, criticó el resultado.

    "Desafortunadamente el veredicto borró los límites entre los elementos que se pueden proteger de una composición musical y el estilo o ritmo musical que no se puede proteger ejemplificado por Marvin Gaye", dijo Iser. "Aunque Gaye era el príncipe del soul, no tenía derechos sobre el género y el homenaje de Thicke y Williams al sentimiento que creaba Marvin Gaye no infringe la ley".

    Los hijos de Gaye - Nona, Frankie y Marvin Gaye III - demandaron a los cantantes desde 2013.

    Su abogado, Richard Busch, dijo que Williams y Thicke eran mentirosos que fueron más allá de tratar de emular el sonido de la música de Gaye de finales de la década de 1970 y copiaron directamente la pieza "Got to Give It Up" de la leyenda del R&B.

    La familia "emprendió esta lucha a pesar de que todas las posibilidades estaban en su contra", dijo Busch sobre el veredicto que podría enfrentar años de apelaciones.

    Thicke le dijo al jurado que no escribió "Blurred Lines". Mientras que Williams testificó que la creó en una hora a mediados de 2012.

    Williams testificó que la música de Gaye era parte de la banda sonora de su juventud. Pero el ganador de siete Grammy y juez del programa "The Voice" dijo que no la usó para crear "Blurred Lines".

    "Blurred Lines" ha vendido más de 7.3 millones de copias tan sólo en Estados Unidos, de acuerdo con cifras de Nielsen SoundScan. Fue nominada a un Grammy y le dio millones de dólares a Williams y Thicke.

    Para conocer a famosos que al igual que Robin Thicke y Pharell son vistos como símbolos sexuales, presiona aquí.

    El caso era una batalla entre dos de las figuras más importantes de la música estadounidense: Williams ha vendido más de 100 millones de discos en el mundo en su carrera como cantante y productor, mientras que Gaye interpretaba éxitos como "Sexual Healing" y "How Sweet It Is (To be Loved by You)" que aún ahora siguen siendo populares.

    Durante los argumentos finales Busch acusó a Thicke y Williams de mentir sobre cómo se creó la canción. También dijo a los miembros del jurado que tenían el poder de otorgarle a los hijos de Gaye millones de dólares si determinaban que los derechos de "Got to Give It Up" habían sido infringidos.

    King negó que hubiera similitudes sustanciales entre "Blurred Lines" y la partitura que Gaye presentó para ante las autoridades para proteger su canción.

    Williams, conocido simplemente como Pharrell, se ha vuelto popular gracias a éxitos como "Happy". Escribió la mayor parte de "Blurred Lines" y la grabó en una noche con Thicke. Un segmento con el rapero T.I. fue agregado posteriormente.

    Williams, de 41 años, también firmó un documento en el que señalaba que no usó el trabajo de ningún otro artista y que sería responsable si se presentaba una demanda por derechos de autor.

    Thicke testificó que no estaba presente cuando se escribió la canción, a pesar de recibir el crédito.

    Para conocer a famosos que al igual que Robin Thicke han sido acusados de ser infieles a sus parejas, presiona aquí.

    El juicio se enfocó en un análisis detallado de acordes y notas en "Blurred Lines" y "Got to Give It Up".

    Los miembros del jurado escucharon en repetidas ocasiones la animada "Blurred Lines" y vieron fragmentos de su video musical, pero la música de Gaye fue presentada durante el juicio de una manera menos sofisticada. Los jurado no escucharon "Got to Give It Up" como la grabó Gaye sino en una versión basada exclusivamente en la partitura que presentó para tener los derechos de autor.

    A la versión le faltaban muchos elementos, incluyendo la voz de Gaye, que ayudaron a convertirla en un éxito en 1977. Busch dijo que la versión usada en la corte era "un monstruo tipo Frankenstein" que no representaba fielmente el trabajo de Gaye.

    Un experto contratado por la familia Gaye dijo que había ocho elementos distintivos de "Got to Give It Up" que fueron usados en "Blurred Lines", pero un experto contratado por Williams y Thicke negó que existieran esas similitudes.

    Gaye murió en abril de 1984 y le heredó a sus hijos los derechos de su música.