Victoria Beckham estrena tienda de modas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    NUEVA YORK - La británica Victoria Beckham afianza su carrera como diseñadora cuando está a punto de cumplir los 40, con la inauguración de la primera tienda de su colección de ropa en un lujoso barrio de Londres.

    Un edificio de 650 metros cuadrados repartidos en tres pisos, ubicado en el corazón del exclusivo barrio londinense de Mayfair, es el lugar estratégico que ha elegido la exSpice girl para dar un paso más en el mundo de la moda.

    Sus vestidos, pantalones vaqueros, gafas de sol extragrandes y accesorios, hasta ahora sólo disponibles en su tienda en internet y en algunos de los almacenes más lujosos del mundo, lucirán desde el próximo otoño en el escaparate del número 36 de Dover Street, frente al mercado textil que lleva el nombre de la calle.

    Además del local -rodeado de tiendas de alta costura, galerías de arte y famosas casas de subastas- y la inspiración para crear nuevos diseños, la llamada "spice pija" ha encontrado también a la arquitecta que se encargará de reformar el edificio de aquí a finales de 2014, fecha en que planea celebrar la inauguración.

    Se trata de la británica de origen iraní Farshid Moussavi, conocida por el multimillonario complejo del puerto de Yokohama, en Japón, -que diseñó junto a su marido, el español Alejandro Zaera-, y por su participación en el Parque Olímpico de Londres en 2012 Después de dejar las Spice Girls en los años noventa, la cantante decidió probar suerte en la pasarela, primero, y con la moda, después.

    Su matrimonio en 1999 con el exfutbolista David Beckham, estrella del deporte e icono global de la moda y la publicidad, y el nacimiento de su primer hijo, Brooklyn, ese mismo año, precedieron a la primera experiencia de la cantante como modelo, de la mano de la diseñadora británica Maria Grachvogel en la Semana de la Moda de Londres en 2000.

    Botas de tacón ceñidas hasta la rodilla, unos pantalones cortos muy ajustados y un jersey sin mangas de cuello alto que la modelo portó sin sujetador fueron las primeras prendas con las que recorrió la pasarela, en un desfile que cerró ella misma con un vestido flamenco granate y bermellón.

    Su segundo hijo, Romeo, nació en septiembre de 2002 y el año siguiente llegó cargado de cambios para el matrimonio Beckham.

    Él colgó las botas del Manchester United y cambió Old Trafford por el Santiago Bernabeu y ella fue nombrada embajadora británica de Dolce & Gabanna y firmó su primera colaboración con la marca estadounidense Rock & Republic, para la que diseñó una línea de pantalones vaqueros.

    Ya instalados en España, el matrimonio dio a luz a su tercer hijo, Cruz, y en 2006 la modelo desfiló con un vestido blanco despampanante de Roberto Cavalli en la Semana de la Moda de Milán.

    Ese mismo año, Victoria lanzó una línea de gafas de sol extragrandes -su accesorio estrella- y la fragancia "Íntimamente Beckham" y rompió su acuerdo con Rock & Republic para crear su propia serie de pantalones vaqueros.

    Su carrera como diseñadora despegó en 2009, cuando Victoria Beckham presentó su colección de vestidos de primavera-verano en la Semana de la Moda de Nueva York.

    En 2011, nació su última hija, Harper Seven, amplió su colección con bolsos y abrigos y recibió el galardón a la mejor marca del año en la gala de los premios de la moda británica, donde logró imponerse a pesos pesados de la moda internacional como Burberry, Tom Ford y Stella McCartney.

    Un año después, la excantante lanzó una segunda marca, Victoria by Victoria Beckham, cuyas prendas son elegidas por personajes como Madonna, Heidi Klum, Gwyneth Paltrow, Cameron Diaz, Sandra Bullock o Sarah Jessica Parker.

    El éxito de sus diseños ha llevado a la británica a montar su primera tienda de ropa. Según ha señalado en varias ocasiones, Victoria cree que éste es el mejor momento para arriesgarse porque "conoce" a sus clientes y quiere que "vean la marca" a través de sus ojos.