Un primer vistazo al Museo George Lucas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Lucas Museum
    Ambientalistas se muestran preocupados porque el colosal edificio que semeja una nave especial pueda dañar la orilla del lago Michigan.

    Chicago mostró un primer vistazo a la forma en que quedará el Museo George Lucas.
    Los planes para la futura atracción fueron dados a conocer el lunes, mostrando una arquitectura del Siglo 21 que se eleva desde lo que ahora es un estacionamiento.

    El diseño, semejante a una nave espacial, está inspirado por Frank Lloyd Wright y Mies Van Der Rohe, según el sitio web del Museo Lucas.
    "El diseño integra la belleza natural del parque y del lago Michigan con la poderosa arquitectura de Chicago hecha por el hombre", señala el sitio web.
    El punto más alto del edificio de siete pisos y 400,000 pies cuadrados (1,219 metros) será una plataforma de observación circular con vistas de 360 ​​grados y su superficie será construida de un solo material: "una piedra que es tan primitiva como como futurista". De acuerdo con el proyecto, buscan integrar el museo al ambiente de esa bella zona de Chicago.
    "Creo que es agradable", dijo la habitante de Chicago, Ainsworth Thompson. "Va a armonizar con la arquitectura que ya está aquí en la ciudad".
    Algunos en la ciudad, sin embargo, dicen que el sitio ubicado a lo largo de la orilla del lago en el Campus del Museo de Chicago no es óptimo para la nueva estructura.
    "Está claro que el diseño propuesto ofrece muchos menos espacios verdes que los prometidos originalmente y hay muchos menos espacios funcionales abiertos", dijo en un comunicado Cassandra Francis, presidenta de Amigos de los Parques. Los edificios del museo integran un diseño futurista, que semeja al de naves espaciales.
    Francis llamó al diseño como un "coloso cometierra".
    "Las representaciones también demuestran que el edificio es mucho más grande que lo señalado originalmente, más alto que el McCormick Place East y casi tan alto como la adición al Soldier Field", dijo Francis. "Con todos los arquitectos brillantes trabajando en esto, esperamos que vean las ventajas del asentamiento del museo en un lugar alternativo pues creemos que el diseño sacaría más provecho que una declaración, como en una cubierta del patio de camiones de clasificación de la calle 31 o un lugar en el Hospital Michael Reese, y con mucho menos controversia pública. En última instancia, no queremos mirar hacia atrás en este diseño y lamentar una decisión apresurada que sacrifique nuestra orilla del lago, el mayor activo natural de Chicago".