The Dictator

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Después de las películas “Ali G”, “Borat” y “Bruno”, ahora el cómico británico Sacha Baron Cohen se ha metido en la piel de un dirigente autoritario en su filme “El Dictador”.

    La historia se basa en la novela “Zabibah y el Rey”, que apareció publicada como anónima en Irak en el 2000 y que se cree fue escrita por un autor desconocido bajo directrices directas del dictador Saddam Hussein para su redacción.

    Así nace este filme, que cuenta la historia heroica de un dictador árabe que arriesga su vida para asegurarse de que la democracia nunca llegue al país que con tanto ahínco oprime.

    De más está decir que, al buen estilo de los trabajos que protagoniza Baron Cohen, la cinta está llena de referencias prejuiciosas que sirven para burlarse del mundo árabe así como de Estados Unidos que, según exclama emocionado “el dictador”, es “la cuna del Sida”.

    Y qué tal cuando, al darle la bienvenida en Nueva York, le dicen que le recomiendan visitar el Empire State, “antes de que usted o uno de sus primos lo derribe”.

    Como dirían, Baron Cohen es todo un personaje y uno no tiene más remedio que echarse a reír.