Sentencia por aterrorizar a Kevin Spacey

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    BOSTON - Un poco aliviado puede sentirse el actor ganador del Oscar, Kevin Spacey, luego de que se le dictara sentencia a una mujer de Massachusetts que lo aterrorizó por vía electrónica de una manera escalofriante.

    Sin cesar, las amenazas de la mujer incluían enviarle una bomba para hacerlo estallar además de torturarlo, castrarlo y hasta destriparlo.

    Linda Louise Culkin de Quincy (al sur de Boston) fue sentenciada en una corte federal a 4 años y 3 meses de cárcel. También debe pagarle a Spacey 124,000 dólares en restitución por el pago de guardaespaldas que contrató al temer por su integridad física.

    En corte salió a relucir que cuando Culkin fue arrestada hallaron en su casa fotos del actor con los ojos y la boca garabateados. Por twitter la mujer, ocultando su identidad, le lanzaba advertencias de que "una persona pondría una bala en el cerebro de Spacey y luego se suicidaría".

    Persistente y malélovo acoso

    Los fiscales del caso describieron la forma en que Culkin actuó como una campaña de acoso cibernético "persistente y malévolo" durante dos años. La mujer de 55 años estaba encarcelada desde enero de 2012, es decir, que tiene cerca de 18 meses para terminar de cumplir su condena.

    Ella se declaró culpable en noviembre de cargos que incluyen comunicaciones amenazantes por correo electrónico y envío de información falsa sobre explosivos.

    Spacey, que no estaba en el tribunal, dijo en una declaración escrita que era "difícil de medir el grado de terror" que sentía.

    Culkin se disculpó y atribuyó a sus acciones a una enfermedad mental.

    Desde que fue arrestada Spacey había pedido que la acusada se quedara bajo custodia y que "se comprometiera a recibir tratamiento psiquiátrico intenso". El abogado de Culkin en documentos de la corte decía que no había "ninguna evidencia" de que su cliente tuviera alguna intención de llevar a cabo cualquier amenaza, y pidió que se le prestara atención de salud mental en un centro de rehabilitación.

    La defensa agregó que su cliente durante el tiempo que ha estado encarcelada "fue pateada, mordida y golpeada" por otros reclusos cuando estos supieron que ella había estado aterrorizando a Spacey.

    Spacey es ganador de dos premios Oscar. Uno en 1996 por "The Usual Suspects " y otro en el 2000 por "American Beauty".

    La mujer recibió la máxima sentencia posible en estos casos.