Padres de Bynes temen por su hija

Richard y Lynn Bynes le pidieron a un juez el control de la salud y las finanzas de su hija.

23 de Mayo, 2013 - La actriz Amanda Bynes fue arrestada en Manhattan, luego de arrojar por una ventana una pipa de agua para fumar marihuana, dijo la policía.
23 de Mayo, 2013 - La actriz Amanda Bynes fue arrestada en Manhattan, luego de arrojar por una ventana una pipa de agua para fumar marihuana, dijo la policía.
Por AP 26 de agosto de 2014

Los padres de Amanda Bynes están profundamente preocupados de que su hija pudiera lastimarse o a otros a menos de que se les permita tomar control de su salud y finanzas, según documentos presentados en la corte.


La petición presentada por Richard y Lynn Bynes el viernes no sólo detalla los incidentes públicos de su hija de 27 años en los que ha mostrado comportamiento preocupante, incluidos varios arrestos, sino que revela que la ex estrella infantil ha expresado temores de ser observada con cámaras ocultas en detectores de humo y el tablero de su auto.

Glen M. Reiser, juez de la corte superior del condado de Ventura, aplazó emitir un fallo sobre la solicitud de tutela presentada por los padres, al afirmar que no hay prisa para actuar porque la actriz está en un hospital bajo observación psiquiátrica durante dos semanas.

Reiser fijó una audiencia para el 9 de agosto y dijo que también quiere reunirse personalmente con Bynes antes de tomar una decisión.

"Estamos profundamente preocupados de que Amanda represente un riesgo importante para sí misma, para otras personas y para propiedades por los acontecimientos recientes en su vida", dice la petición presentada por los Bynes. El documento menciona numerosos ejemplos del comportamiento cada vez más errático de su hija en el último año.

Bynes fue puesta bajo atención psiquiátrica el lunes después de que las autoridades dijeran que desató un pequeño incendio en la entrada de una casa en Thousand Oaks, un suburbio de Los Angeles donde creció.

Sus padres se enteraron de que había regresado a California desde la ciudad de Nueva York dos días antes del incidente. Su hija les dijo que había "viajado en taxi", pero desconocían cómo atravesó el país o dónde se estaba quedando.

"Creemos que sencillamente no tiene casa", dice el documento.

En mayo Bynes fue arrestada en Nueva York por supuestamente arrojar una pipa de agua para fumar marihuana desde la ventana de su apartamento de Manhattan en un piso 36. La policía había entrado a su apartamento para investigar una queja de que había estado fumando esa hierba en el vestíbulo del edificio.

El año pasado Bynes fue acusada en Los Angeles de conducir con una licencia suspendida. La licencia había sido suspendida después de que fue acusada de conducir intoxicada y de chocar y tratar de darse a la fuga.

Antes de mudarse a Nueva York, Bynes "estaba extremadamente paranoica en torno a ser `observada'", dice la solicitud. "Cubría alarmas de humo con toallas, tapaba ventanas con cinta adhesiva y cubría el tablero de su auto con cartón y cinta adhesiva por miedo a cámaras que la estuvieran viendo desde dentro".

Bynes, quien tenía sólo 13 años cuando obtuvo su propio programa televisivo, "The Amanda Show", en el canal de cable Nickelodeon, protagonizó la serie de televisión "What I Like About You" y varias películas incluyendo "What a Girl Wants", `'Hairspray" y "She's the Man".

Ha dicho en público que se ha retirado de la actuación. Su última película es "Easy A" de 2010, la cual fue protagonizada por Emma Stone.

Bynes acumuló cuatro millones de dólares en ahorros, pero ha gastado 1,2 millones en un periodo corto, según la petición de sus padres. Afirman que el dinero ha sido empleado en drogas y cirugías plásticas.

Dicen tener recibos que les han entregado médicos y pagos por grandes cantidades grandes que su hija ha hecho a personas desconocidas.

"Amanda tiene grandes problemas con su imagen corporal y está obsesionada con la idea de que ella (y los otros) son `feos'", dice el documento, que señala que algunos de los comentarios son sobre los integrantes de su propia familia.

"Habla incesantemente de cirugías plásticas que quiere que le hagan", dijeron los padres. "Nos preocupa que las cirugías que quiere tener sean peligrosas y afecten su salud".