Princesa de Suecia se casa con millonario

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Princesa Magdalena y su esposo Chris O'Neill.

    ESTOCOLMO, Suecia— Hace tres años cruzó el Atlántico con el corazón destrozado. Ahora la "princesa fiestera" de Suecia regresa de Nueva York a Estocolmo para casarse con su nuevo amor británico-estadounidense.

    La princesa Madeleine — duquesa de Halsingland y Gastrikland — se casa con el banquero neoyorquino Christopher O'Neill en la capital sueca, reuniendo a miembros de la realeza europea con gente de la alta sociedad de Nueva York en una gran celebración.

    Madeleine, de 30 años, es la más joven de los tres hijos del rey Carlos XVI Gustavo y la reina Silvia y la cuarta en línea al trono. Se hizo famosa como la princesa fiestera de Suecia hace unos años, cuando era vista con frecuencia en exclusivos clubes nocturnos de Estocolmo, y ha atraído gran atención por su glamoroso estilo de vida.

    Pero su vida no siempre fue un cuento de hadas. En el 2010, Madeleine huyó a Nueva York luego de romper su primer compromiso con el abogado sueco Jonas Bergstrom en medio de reportes de que él le había sido infiel. La pareja estuvo junta ocho años y había anunciado su compromiso el año previo.

    Desde entonces, Madeleine ha vivido en Nueva York, donde trabaja en la organización no lucrativa World Childhood Foundation, fundada por su madre.

    Hace dos años, conoció a O'Neill, quien ahora tiene 38 años, y que trabaja como socio y director de investigación en Noster Capital.

    Esta vez la princesa ha mantenido un perfil más bajo. Anunció su compromiso a través de un video publicado en el cibersitio de la Corte Real.

    Jenny Alexandersson, reportera real del tabloide sueco Aftonbladet, dice que la ruptura con Bergstrom había sido "realmente difícil" para Madeleine.

    "Estaba muy triste, y creo que se sintió un poco humillada", dijo Alexandersson a The Associated Press." Espero que esta vez sea un gran amor. Se ven muy felices juntos; cruzo los dedos por ellos".

    La Corte Real dijo el viernes que el vestido de novia de Madeleine fue hecho por el diseñador italiano Valentino Garavani.

    La corte también infirmó que entre los invitados están el conde y la condesa Eduardo y Sofía de Gran Bretaña, la princesa Takamado de Japón y los príncipes y princesas de Noruega, Dinamarca, Grecia, Luxemburgo y Mónaco.

    Otros invitados famosos son el millonario colombiano Alejandro Santo Domingo, el director general de la cadena de tiendas de ropa H&M, Karl-Johan Persson, el golfista Jesper Parnevik, la cantante de Roxette Marie Fredriksson y el actor de Broadway Peter Joback.

    Aunque la boda de Madeleine será fastuosa no se comparará a la de su hermana, la princesa heredera Victoria, quien se casó en 2010 con su entrenador personal Daniel Westling, transformando las calles de Estocolmo en una fiesta gigante para ciudadanos y miembros de la realeza por igual.