Lluvia arruina entrada del Latin Grammy

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Fotos/Getty Images

    LAS VEGAS (Nevada) - Una tormenta en Las Vegas llevó a la cancelación de uno de los acontecimientos de la moda más esperados del año, pero las estrellas de todos modos lucieron sonrientes sus galas en el interior del hotel y casino Mandalay Bay.

    "Por las condiciones del clima hemos acomodado a todos los medios de comunicación posibles dentro del centro de medios en el edificio para que todos tengan la oportunidad de obtener la cobertura de los nominados, presentadores y artistas para la 14ta entrega anual del Latin Grammy", dijo en una declaración la Academia Latina de la Grabación.

    A su paso por la sala de prensa, que se convirtió improvisadamente en el lugar donde pudieron lucir sus trajes de noche, los artistas mostraron su buen ánimo.

    "Agua es bendiciones y la música no la para nadie", dijo al llegar Ricky Martin, ataviado con un elegante frac negro con discretos estampados, solapa satinada y corbata de moño.

    Martin encabezó una noche en la que los hombres no escatimaron en arriesgarse por medio de las texturas.

    El peruano Gian Marco hizo una oda, no tan acertada, a la moda de su país al lucir de pies a cabeza creaciones de su compatriota Sergio Dávila, quien confeccionó una chaqueta negra de cuero con cierres dorados entreabiertos a la altura de la cintura que pudo haber funcionado para arropar un espíritu juvenil, pero que se vio fuera de lugar al ser combinada con un camisa y pantalón en tono gris y una pajarita.

    Lucero, la presentadora de la velada, lució varios vestidos, siendo el más aplaudido uno de encaje rojo con fondo en color piel y amplio escote.

    La estrella mexicana vio la tormenta como augurio. "Es una buena señal de bendiciones, de luz, de cosas buenas", dijo. Y agregó que para lograr su estilo se preparó muy rápido: "Sólo me puse gloss".

    Roselyn Sánchez demostró que el aguacero no era motivo para escatimar y lució un traje metálico sin tirantes.

    Paquita la del Barrio, con una falda negra y una camisola a rayas amarillas, anaranjadas, blancas y negras, se tomó el cierre de la alfombra verde con humor.

    "Yo siempre digo que a donde llego llueve, así que échenme la culpa a mí", dijo la intérprete de "Rata de dos patas".

    Es la primera vez que se cancela la alfombra verde de los Latin Grammy.

    Para ver la lista de los ganadores de esta gran fiesta de la música, presiona aquí.