'Jesús' despierta pasiones carnales

Mientras unos disfrutan el aspecto religioso de esta película, otros alaban el rostro del protagonista, que dicen, invita al pecado. Aquí los detalles.

'Jesús' despierta pasiones carnales
Crédito: Fotos/facebook.com/SonOfGodMovie
Por AP 10 de agosto de 2014

LOS ÁNGELES (California) - Dicen que no se puede ser ni demasiado rico, ni demasiado flaco. Ni qué decir de ser demasiado guapo... especialmente en Hollywood.


Pero en la popular nueva película "Son of God", Jesús es tan agradable a la vista que algunos han retomado la interrogante milenaria (bueno, una versión de la misma): ¿Se parecía en verdad Jesús a Brad Pitt?


Quienes estudian el modo en que la religión es representada en la cultura popular coinciden en que llevar a Cristo a la pantalla siempre ha sido un negocio complicado que sopesa preocupaciones teológicas como qué tan divino hacer al hijo de Dios o qué tan humano, con otras más mundanas: ¿cómo vender más entradas?


Los productores de "Son of God", Roma Downey (quien también interpreta a la Virgen María) y su esposo Mark Burnett, claramente buscaban algo distinto cuando escogieron al portugués Diogo Morgado para "The Bible", la miniserie del canal History de la que deriva la cinta "Son of God".


"Alguien con fuerza, presencia, carisma, ternura, bondad, compasión y humildad natural", dice Downey. "Alguien que pudiera ser tanto un león como un cordero".



No sorprende que la imagen de Morgado haya sido un gran tema de conversación desde entonces. "No sólo encontramos a Jesús, encontramos a un `Jesús sexy'", le dijo Oprah Winfrey en una entrevista televisada, haciendo referencia a un hashtag en Twitter sobre el actor.


Pero los ingresos de taquilla están en auge. "Son of God" fue la segunda película más vista el fin de semana pasado, después de "Non-Stop" con Liam Neeson, y superó a la exitosa cinta de "Lego".


Para Morgado, todo está muy bien. "Mucho después de que haya partido, este será mi legado", dijo en una entrevista telefónica. "Así que, ¿por qué preocuparme de que la gente me llame `Jesús sexy'? Estoy realmente orgulloso de esta película".


Su mayor reto como actor, dijo, fue lograr ese equilibrio entre lo divino y lo humano: "Fue realmente complejo"