Harper Lee demanda a su representante

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    NUEVA YORK - Harper Lee, la autora de la novela "Matar a un ruiseñor", ha demandado a su agente literario por supuestamente engañarla para que le asignara el derecho de autor en la novela ganadora del premio Pulitzer. Según la demanda, presentada en una corte federal en Manhattan, Samuel Pinkus, yerno de Eugene Winick y agente de Lee por muchos años, aprovechó sus deficiencias auditivas y visuales para lograr la transferencia de los derechos sobre el libro, que ha vendido más de 30 millones de copias en todo el mundo y que se convirtió en una película ganadora de un premio Oscar. La escritora de 87 años de edad, aseguró que ella no recuerda haber renunciado a sus derechos o de haber firmado el acuerdo que consolida la presunta transferencia. Winick había representado a Lee durante más de 40 años, pero cuando se enfermó en 2002, Pinkus desvió varios de los clientes de su suegro para su propia compañía, dice la demanda. Según el documento, en 2007 Pinkus "participó en un plan para engañar a Lee" en la asignación de los derechos de autor de la novela sin ningún pago. "Matar a un ruiseñor" es el único libro publicado por la autora, que vive en Monroeville, Alabama, y rara vez se ve en público. También se alega que Pinkus no respondió a las ofertas en materia de derechos de libros electrónicos y a una solicitud de asistencia en relación con el 50 aniversario del libro. La demanda pide a la corte asignar cualquier derecho a Lee sobre el libro que posee Pinkus y también exige que entregue cualquier comisión que obtuvo a partir de 2007. Publicada en 1960, "Matar a un ruiseñor" se desarrollar en la época de la Gran Depresión, en una población sureña, donde Atticus Finch es un abogado que defiende a un hombre negro acusado de haber violado a una mujer blanca. Aunque la inocencia del hombre resulta evidente, el veredicto del jurado es tan previsible que ningún abogado aceptaría el caso, excepto Atticus Finch, el ciudadano más respetable de la ciudad. Su compasiva y valiente defensa de un inocente le granjea enemistades, pero le otorga el respeto y la admiración de sus dos hijos, huérfanos de madre.