Extraditado Larry Hernández a Carolina del Sur

El cantante enfrenta cargos de secuestro en Newberry

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El cantante de música regional mexicana enfrenta cargos de secuestro, agresión y agresión física con agravantes de tercer grado. (Published jueves 15 de octubre de 2015)

    Tras 19 días en un centro de detención en Rancho Cucamonga, California, el cantante Larry Hernández fue entregado a las autoridades de Carolina del Sur, a donde es extraditado para enfrentar cargos criminales por secuestro y agresión.

    Esto ocurrió un día antes de que se cumpliera el lapso que había impuesto el juez para que fuera trasladado a ese estado.

    A las 4:00 p.m. del miércoles, hora local, las autoridades de San Bernardino, California, entregaron al artista a funcionarios de Newberry, Carolina del Sur, donde enfrentará un juicio criminal.

    Hasta el momento se desconoce dónde se encuentra el cantante, pero una vez llegue a Carolina del Sur, tendrá que ver a un juez, quien decidirá si le concede libertad condicional, a cambio del pago de una fianza, para enfrentar el proceso.

    La madre y la hermana del cantante, quienes irán a Carolina del Sur para acompañarlo en todo el proceso, lo fueron a visitar el miércoles antes de su traslado.

    Aunque las visitas normalmente duran 30 minutos, esta vez estuvieron dos horas con él.

    Salieron cabizbajas pero optimistas. Su esposa, Kenia Ontiveros, declaró que sabe "que todo se va a aclarar cuando él salga".

    Lo que todavía no se sabe es si su traslado será por tierra o por aire.

    Según el abogado James Blancarte, un juez de Carolina del Sur decidirá cuándo se tendrá que presentar formalmente Hernández y declararse culpable o no culpable.

    La primera audiencia es muy sencilla pero muy importante, explica Blancarte, porque "100% Larry se va a declarar inocente".

    Está en manos del juez si le da fianza o no, agregó el abogado. Para ello, los representantes legales de Hernández argumentarán que él no tiene antecedentes y es una persona de familia y que por su alto perfil no tiene posibilidades de escapar. "El juez tiene que decidir si acepta esos argumentos".

    "Normalmente se tiene que celebrar un juicio dentro de 72 horas después de ser detenido en Carolina del Sur", añadió Blancarte. "Pero el juez tiene la discreción".