Exigen alto al combate armado

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty
    Artistas, intelectuales y activistas buscan frenar las muertes que nacen del narcotráfico.

    LOS ANGELES - Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu, además de Kate del Castillo y Diego Luna, apoyaron a una coalición que exige poner fin al combate armado contra el narcotráfico en México y que inició la víspera en San Diego una gira de un mes por 20 ciudades de Estados Unidos. Los cineastas y actores mexicanos asistieron a una conferencia de prensa en Los Angeles en la primera parada de la "Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad", que aglutina a unas 100 organizaciones. El esfuerzo es encabezado por el activista social y poeta mexicano Javier Sicilia, cuyo hijo fue asesinado por integrantes de un grupo de narcotraficantes el año pasado. Sicilia citó la emblemática canción "Blowing in the Wind", del cantautor estadounidense de folk Bob Dylan, para destacar la urgencia de una solución a la violencia del crimen organizado en México, que ha dejado más de 47.500 muertos entre diciembre de 2006 y septiembre de 2011, según las últimas cifras oficiales. Sicilia y los organizadores quieren atraer la atención a lo que ellos consideran como una política equivocada en la lucha contra el narcotráfico por parte de México y de Estados Unidos. Ellos calculan que esta lucha ha cobrado decenas de miles de vidas en México. "Viajaremos por Estados Unidos para crear conciencia del insoportable dolor causado por la guerra contra el narcotráfico y la enorme responsabilidad compartida para proteger a las familias y comunidades en ambos países", dijo Sicilia el domingo en San Diego. Sicilia ha luchado contra la corrupción y pedido la renuncia de funcionarios de alto rango del gobierno mexicano. Los organizadores de la caravana opinan que la guerra contra las drogas ha enriquecido a los narcotraficantes y contribuido a que aumente el lavado de dinero. La caravana inició el domingo en San Diego, California, y se espera que recorra unas 20 ciudades de Estados Unidos antes de concluir el 12 de septiembre en Washington.