Delgadez extrema está “out”

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    NUEVA YORK (AP) -- La revista "Vogue", quizá la máxima autoridad de estilo en el mundo, ha decidido tomar una postura sobre sus propias modelos: lo demasiado delgado ya no está de moda. Las 19 directoras de las revistas "Vogue" en el mundo hicieron un pacto para proyectar la imagen de las modelos saludables, informó el jueves la casa editorial Condé Nast International. "No trabajaremos intencionalmente con modelos menores de 16 años o que parezcan sufrir trastornos alimentarios", acordaron. La medida es importante para el mundo de la moda, dijo la ex modelo Sada Ziff, quien comenzó a trabajar a los 14 años y fundó la Alianza de Modelos, dedicada a mejorar las condiciones laborales de las modelos y a abogar por un mejor cuidado de las jóvenes. "La mayoría de las ediciones de Vogue suelen contratar a modelos que son menores de edad, así que el hecho de que Vogue se comprometa a no usar modelos menores de 16 años es una evolución en la industria", dijo. "Esperamos que otras revistas y marcas de moda sigan el impresionante ejemplo de Vogue". La edición mexicana, estadounidense, china y británica son algunas de las que comenzarán a seguir estas nuevas reglas, en sus números de junio. La edición japonesa hará lo propio en julio. "Vogue cree que una buena salud es belleza. Las editoras de Vogue en todo el mundo quieren que sus revistas reflejen su compromiso con la salud de las modelos que aparecen en sus páginas, así como el bienestar de sus lectores", dijo el presidente de Condé Nast International Jonathan Newhouse en un comunicado. La salud de las modelos, especialmente su peso, ha sido muy criticada en los últimos años tras la muerte de dos jóvenes por aparentes complicaciones de desórdenes alimenticios. La primera fue la modelo uruguaya Luisel Ramos, de 22 años, quien murió poco después de retirarse de una pasarela en agosto de 2006. Según reportes, falleció por una complicación cardiaca relacionada con la anorexia. En noviembre de ese mismo año murió la modelo brasileña Carolina Reston, de 21 años, por complicaciones renales igualmente relacionadas con la anorexia.