Caso de Stephen Collins se complica

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LOS ÁNGELES (California) - La Policía de Los Ángeles acudió a casa del actor Stephen Collins tras recibir un aviso de un posible tiroteo, una alerta que resultó ser falsa y llegó tras conocerse horas antes un vídeo en el que el intérprete supuestamente confiesa haber abusado de menores. Cuando los agentes entraron en la vivienda no había nadie ni tampoco había rastro de ningún tiroteo, además pudieron contactar con el actor y confirmar que estaba sano y salvo en otro lugar, informó Los Ángeles Times. El Departamento de Policía de Los Ángeles, había informado horas antes de que revisa la investigación sobre las alegaciones de supuestos abusos sexuales cometidos por el actor, un caso abierto en 2012. No obstante, desde entonces "no se ha reportado ningún delito ni ninguna víctima ha sido verificada", dijo al diario un portavoz de la Policía. "El caso no ha sido reabierto, solo estamos revisándolo para asegurarnos", añadió. Una grabación publicada por el portal TMZ ha puesto en evidencia al actor, un habitual de series y películas de Hollywood, quien fue grabado confesando que abusó sexualmente de varias menores. El audio fue obtenido por la aún esposa de Collins, Faye Grant, durante una sesión de terapia en la que ella, que ya tenía constancia de los presuntos hechos, lo interroga sobre los mismos. Collins admite haberse exhibido sin ropa ante varias niñas, por separado y repetidas veces, algo que le provocaba una "erección parcial". Y, en una ocasión, supuestamente hizo que una de las menores le tocara el pene. Los hechos habrían ocurrido antes de 2012 y la Policía de Nueva York, en posesión de la cinta, ha abierto una investigación. Se cree que al menos tres menores fueron víctimas de Collins, quien no ha respondido públicamente aún a la revelación de esta grabación. Collins y Grant, residentes en Los Ángeles, están inmersos en un largo y complejo proceso de divorcio. Los supuestos abusos se produjeron contra menores de Los Ángeles y Nueva York. Collins es conocido por su papel de sacerdote en la serie "7th Heaven" y no ha emitido ningún comunicado en respuesta a la publicación de la cinta, si bien renunció este martes a su posición como miembro de la directiva del sindicato de actores SAG-AFTRA. Tras la confesión, la productora que está detrás de la secuela "Ted 2" rescindió el contrato que tenía con Collins para aparecer en el filme y la cadena Up decidió no emitir la reposición de "7th Heaven". El director ejecutivo de Up, Charley Humbard, dijo que su equipo está "profundamente preocupado por las familias que están potencialmente afectadas por estas perturbadoras alegaciones".