Djokovic sufre, gana y avanza en el Abierto de Australia

El serbio dejó en el camino al francés Gilles Simón y pasó a cuartos de final

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Djokovic tuvo 100 errores involuntarios durante el partido que le ganó al francés Gilles Simon.

    Los cien errores no forzados que el serbio Novak Djokovic cometió este domingo ante el francés Gilles Simon no cortaron la trayectoria del primer favorito en el Abierto de Australia, torneo por el que también pujan el suizo Roger Federer y la estadounidense Serena Williams, en categoría femenina.

    El dominador del circuito de la ATP sobrevivió "a un mal día" en Melbourne Park, en el que sus imprecisiones construyeron una estadística poco habitual en él: cien errores no forzados firmó Djokovic "en un partido para olvidar".

    "Honestamente, no esperaba cometer tantos", reconoció en rueda de prensa el serbio, exhausto tras un encuentro que se alargó cuatro horas y media.

    Con un ajustado 6-3, 6-7 (1), 6-4, 4-6 y 6-3, Novak Djokovic accedió por vigésima séptima vez consecutiva a los cuartos de final de un Grand Slam e igualó la exitosa racha del estadounidense Jimmy Connors.

    El japonés Kei Nishikori, séptimo cabeza de serie y verdugo del francés Jo-Wilfried Tsonga, le separa ahora de su quinta semifinal en Melbourne, donde busca un sexto título tras sus victorias en 2008, 2011, 2012, 2013 y 2015.

    Uno menos -cuatro- posee Roger Federer, quien en el último turno del día en el estadio Rod Laver Arena doblegó en tres sets, por 6-2, 6-1 y 6-4, al belga David Goffin.

    El decimoquinto favorito no pudo contrarrestar el tenis del jugador de Basilea, sorprendido por la celeridad con la que se desarrolló el choque.

    "Ganar dos sets en 50 minutos es lo mejor que te puede pasar, especialmente cuando juegas tarde y ante un tenista de calidad", expuso Federer.

    Su rival por un puesto en semifinales será el checo Tomas Berdych, quien el domingo superó en cinco sets (4-6, 6-4, 6-3, 1-6 y 6-3) al español Roberto Bautista.

    Con un bagaje de quince victorias y seis derrotas afrontará ese duelo el suizo, campeón en Melbourne en 2004, 2006, 2007 y 2010.

    En el cuadro femenino, la jornada resultó victoriosa para la estadounidense Serena Williams, que convirtió en trámite (6-2 y 6-1) su encuentro ante la rusa Margarita Gasparyan.

    La defensora del título se reencontrará con la rusa Maria Sharapova, a la que domina por 18-2. Los dos únicos triunfos de su oponente se remontan a 2004, por lo que la menor de las hermanas Williams es la indiscutible favorita a la victoria.