Messi podría ir a la cárcel por fraude fiscal

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    La acusación no es solo para Messi, sino también para su padre.

    BARCELONA, ESPAÑA - El titular del juzgado de primera instancia número 3 de Gavá (Barcelona) ha dictado auto de apertura de juicio oral por el que sentará en el banquillo de los acusados al futbolista del FC Barcelona Lionel Messi y a su padre, Jorge Horacio Messi, acusados de tres delitos contra la hacienda pública.

    Messi, que será juzgado por un juez de lo penal de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), se sentará en el banquillo junto a su padre pese a que el fiscal solicitó el sobreseimiento de la causa para el futbolista, porque considera que no tuvo conocimiento del fraude que perpetró su padre.

    El juez envía a juicio a Messi porque el abogado del Estado ha mantenido su escrito de acusación contra el astro futbolístico en el que le considera, en contra de lo que opina el fiscal, "coautor" de los tres delitos con su padre por defraudar 4,1 millones de euros a Hacienda.

    Messi podría enfrentar prisión

    Messi podría enfrentar prisión
    Junto a su padre, podría ser procesado por fraude fiscal. (Publicado jueves 8 de octubre de 2015)

    El abogado del Estado solicita para Messi y para su padre la imposición, para cada uno de ellos y por cada uno de los tres delitos, de siete meses y quince días de prisión, multa del tanto de la cuantía defraudada y la pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas o incentivos fiscales durante un año y medio.

    En su auto, el juez instructor considera que "existen elementos que permiten afirmar tanto que los hechos objeto de procedimiento y por los que se ha formulado acusación son constitutivos de varios delitos como que existen indicios racionales de criminalidad respecto a ambos acusados".

    Aunque el fiscal presentó escrito de acusación sólo sobre el padre de Messi, para el que solicita 18 meses de prisión, el juez emplaza de nuevo al fiscal para que pueda presentar en 3 días, "si lo estima procedente", un nuevo escrito de acusación contra el futbolista.

    El juez no dicta ninguna medida cautelar ni fija ninguna fianza para los dos acusados, ya que ambos han mostrado "colaboración" en el procedimiento judicial y han abonado voluntariamente la totalidad de las cuotas presuntamente defraudadas.

    El padre de Messi asumió ante la juez toda la responsabilidad en la gestión tributaria de su hijo, pero la instructora acordó mantener al futbolista imputado en la causa, en una decisión que después respaldó la Audiencia de Barcelona.

     

    Por el contrario, la Fiscalía sostiene que la intervención de Messi fue "puramente formal" y se limitaba a seguir las indicaciones de su padre, "en quien confiaba plena y ciegamente", por lo que no está acreditado que su propósito fuera defraudar a Hacienda, opinión que no comparte el abogado del Estado.