Relacionan a Infantino con lío de “Papeles de Panamá”

Según medios ingleses, el nuevo presidente de la FIFA firmó un contrato por los derechos televisivos de la Liga de Campeones con los argentinos Hugo y Mariano Jinkins.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    "No aceptaré que mi integridad sea puesta en duda", dijo el presidente de la FIFA. (Published martes 5 de abril de 2016)

    MADRID - El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, ha desmentido haber mantenido contacto con una empresa que figura en la filtración de documentos del bufete Mossack Fonseca en Panamá durante su etapa como dirigente de la UEFA y ha asegurado que no aceptará que se "ponga en duda su integridad".

    La reacción de Infantino es consecuencia de las informaciones publicadas por medios ingleses que señalan que el suizo, cuando era directivo de la UEFA, firmó en 2006 un contrato por los derechos de televisión de la Liga de Campeones con dos personas vinculadas a empresas citadas en los documentos, acusadas a su vez de soborno en la investigación que el FBI lleva a cabo por casos de corrupción en la FIFA.

    "Yo personalmente nunca traté con Cross Trading ni sus propietarios, ya que el proceso fue conducido por un equipo de 'marketing' en nombre de la UEFA. Estoy consternado y no aceptaré que mi integridad sea puesta en duda por ciertos medios, especialmente dado que la UEFA ya ha facilitado en detalle todo lo relativo a estos contratos", ha afirmado Infantino en un comunicado de FIFA.

    Según medios ingleses, el nuevo presidente de la FIFA firmó un contrato por los derechos televisivos de la Liga de Campeones con los argentinos Hugo y Mariano Jinkins, dos de los implicados en el llamado "FIFA-Gate", por una cantidad tres veces mayor a la que pagaron, según los documentos filtrados por la firma Mossack Fonseca.

    La firma fue con la empresa Cross Trading, con registro en el paraíso fiscal y filial de la llamada Full Play que es propiedad de Hugo Jinkins. El acuerdo habría cifrado en unos 98,000 euros la cantidad a pagar por los derechos de la Champions de 2006 a 2009 y la misma empresa habría revendido los derechos por una cantidad cercana a 274,000 euros a una cadena de Ecuador.

    "He contactado inmediatamente con la UEFA para buscar claridad. Lo he hecho porque ya no estoy en UEFA y son ellos quienes exclusivamente procesan toda la información contractual relativa al caso. UEFA ya ha anunciado que va a revisar sus numerosos contratos comerciales y ha respondido ampliamente sobre estos contratos específicos", ha añadido Infantino, presidente de FIFA desde el pasado 26 de febrero y anterior secretario general de UEFA.