Terminan cuatro turbulentos años de Capello como entrenador de Inglaterra

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El entrenador italiano Fabio Capello terminó hoy su primera experiencia como seleccionador nacional al dimitir de su cargo al frente de Inglaterra tras cuatro años turbulentos y de sinsabores futbolísticos.

    La dimisión llega tras el enfrentamiento público entre el entrenador italiano y la federación inglesa de fútbol (FA), después de que ésta retirara el brazalete de capitán al central John Terry, acusado por la Fiscalía británica de proferir insultos racistas al jugador del Queens Park Rangers Anton Ferdinand. El técnico desaprobó públicamente que se hubiera destituido a Terry como capitán del combinado inglés, ya que no se emitirá ninguna sentencia sobre su caso hasta después de la Eurocopa.
    "Pienso que lo correcto era que Terry mantuviese el brazalete de capitán. He hablado con el presidente de la federación y le he dicho que, en mi opinión, una persona no puede ser castigada hasta que sea oficial y que un tribunal, no deportivo sino civil, decida si John Terry hizo aquello de lo que se le acusa", declaró en la cadena italiana RAI.
    Tras una reunión de alrededor de una hora entre los responsables de la FA y el técnico italiano, ambas partes decidieron rescindir de manera inmediata el contrato del entrenador, que expiraba tras la disputa de cita europea del próximo verano.
    El hasta ahora seleccionador inglés se había marcado la Eurocopa como la oportunidad para redimirse del mal papel de Inglaterra en el Mundial de Sudáfrica de 2010, donde cayó en octavos de final contra Alemania.
    Capello llegó al cargo en sustitución de Steve McClaren, que dimitió al no poder clasificar al equipo para la Eurocopa de 2008, en la que era su primera experiencia al frente de un combinado nacional tras haber entrenado a grandes clubes europeos como Real Madrid, Milan, Roma y Juventus.
    Durante estos cuatro años, Capello ha sobrevivido a las críticas de la prensa inglesa y a varios momentos turbulentos, como la eliminación de la cita mundialista o el conflicto amoroso entre John Terry y la exnovia del lateral Wayne Bridge, que ya le costó al central inglés la capitanía de la selección nacional durante varios meses de 2010.
    La reestructuración del equipo en los últimos partidos, en los que Capello dio entrada a jóvenes promesas como el delantero Daniel Sturridge o el central Jack Rodwell, habían apaciguado las críticas, por lo que no se descartaba que renovara su contrato si conseguía un buen resultado en la Eurocopa.
    Uno de los principales candidatos que suenan para relevar al técnico italiano es el entrenador del Tottenham Hotspur, el inglés de 64 años Harry Redknapp, aunque parece complicado que abandone su actual equipo cuando se encuentra en la tercera posición de la liga inglesa y con opciones de alzarse con el título.
    Precisamente a la misma hora en que se producía la reunión entre Capello y los responsables de la FA, Redknapp fue declarado inocente por un tribunal londinense de las acusaciones de evasión de impuestos que pesaban sobre él.