'Schumacher sigue grave': médicos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Michael Schumacher

    GRENOBLE, FRANCIA - Los médicos que tratan a Michael Schumacher declinaron pronosticar este lunes qué sucederá con el siete veces campeón de la Fórmula Uno, indicando que tratan su grave lesión a la cabeza "hora por hora" después de un accidente cuando esquiaba en los Alpes franceses.

    El jefe anestesiólogo Jean-Francois Payen informó a los periodistas que el ex piloto de 44 años, seguía en estado de coma inducida médicamente. Señaló que el equipo de doctores sólo se concentra en su actual estado.

    "No podemos decir nada sobre el futuro de Michael Schumacher", dijo Payen.

    "Se encuentra en estado grave en términos de una resucitación cerebral", agregó. "Trabajamos hora por hora".

    Schumacher llegó en estado de coma al hospital de Grenoble el domingo y fue operado de inmediato del cerebro después de un traumatismo grave en la cabeza.

    El domingo por la mañana, el campeón alemán esquiaba con su hijo de 14 años en el centro de esquí Meribel, en los Alpes franceses cuando cayó y se golpeó la cabeza en un peñasco. Schumacher llevaba puesto un casco cuando sufrió la fuerte caída pero los médicos dijeron que no fue suficiente para impedir que sufriera una lesión cerebral.

    "Alguien que hubiera sufrido este accidente sin casco no hubiera llegado hasta aquí", señaló Payen.

    Gerard Saillant, un cirujano ortopédico que operó a Schumacher cuando se fracture la pierna al estrellarse durante una carrera en 1999, se presentó al hospital como visitante. Señaló a la prensa que la edad de Schumacher, quien cumplirá los 45 años el 3 de enero, y su excelente condición física son factores a su favor.

    Pero los médicos del hospital de Grenoble se expresaron de manera cautelosa sobre el diagnóstico de Schumacher. Con el fin de limitar la presión intracraneal y como parte del coma inducido, redujeron la temperatura corporal a 35 grados centígrados (93.2 a 95 fahrenheit).

    Los neurólogos del Hospital Universitario de Grenoble son reconocidos entre los mejores en Francia, y el centro médico -situado en una ciudad que es vía de acceso a los Alpes franceses- suele tratar numerosos accidentes de esquí cada año.

    Schumacher ha sufrido lesiones graves en el pasado. Se fracturó la pierna en el circuito de Silverstone, Inglaterra, en 1999. También sufrió lesiones en el cuello y la columna vertebral tras un accidente cuando conducía una motocicleta en España en 2009.

    La zona donde Schumacher esquiaba forma parte de una vasta telaraña de senderos cubiertos de nieve. Aunque exigente, la pista no entra en la categoría de esquí extremo. Las bajadas están despejadas, y el sitio donde Schumacher fue encontrado no tiene árboles.

    El centro de esquí indicó que Schumacher se encontraba consciente cuando recibió los primeros auxilios, si bien estaba agitado. Pero Payen declaró el lunes que, tras la caída, Schumacher no se encontraba en un "estado normal de consciencia". No respondía a las preguntas y sus extremidades parecían moverse de manera involuntaria.

    Fue trasladado en helicóptero a un hospital cercano y luego a Grenoble. Los médicos informaron que el alto en el primer hospital es algo normal y que no afectó su condición. Su esposa y demás familiares se encuentran a su lado.

    "La familia no está bien ahora mismo. Están muy impactados", declaró Sabine Kehm, la manager de Schumacher.

    La fiscalía en Albertville inició una investigación sobre el accidente, de acuerdo a la gendarmerie en Bourg-Saint-Maurice, que intervendrá en la pesquisa. El objetivo es determinar las causas del accidente y quién es el responsable.

    Muchos de los pilotos de la Fórmula Uno manifestaron sus deseos para que Schumacher se recupere pronto.

    "Como millones de alemanes, la canciller y miembros del gobierno quedamos estupefactos cuando nos enteramos del grave accidente de esquí sufrido por Michael Schumacher'", dijo el portavoz de la canciller Angela Merkel, Steffen Seibert, en Berlín.

    "Estoy aturdido y confío que mejorará lo más pronto posible", dijo su compatriota y vigente campeón mundial Sebastian Vettel, para quien Schumacher fue su ídolo cuando era niño.

    Ferrari, la escudería con la que Schumacher compitió, expresó su pesar en una declaración.

    "Todos en Ferrari estamos preocupados desde que supimos sobre el accidente", dijo Ferrari. Añadió que el president de la compañía, Luca di Montezemolo, y el director del equipo, Stefano Domenicali, se habían puesto en contacto con la familia.

    Schumacher se retiró en 2006 tras obtener cinco títulos de la F1 en forma consecutiva corriendo para Ferrari; antes había ganado dos con Benetton. En 2010 regresó a las pistas y estuvo tres temporadas con la escudería Mercedes sin pena ni gloria, hasta que el año anterior volvió a decir adiós.