Ronaldo, Balón de Oro FIFA 2014

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    Cristiano Ronaldo exhibe su tercer Balón de Oro.

    ZURICH - Con su smoking azul y cabello engominado, Cristiano Ronaldo subió orgulloso al estrado del Palacio de Congresos de Zurich. El Balón de Oro era suyo premio por segundo año consecutivo y tercera vez en su carrera.

    Tras recibir el trofeo al mejor futbolista durante 2014, Cristiano despidió un aullido de sus labios: "¡Siiii!".

    El goleador portugués que llevó a su club Real Madrid a obtener su décimo título de Liga de Campeones de Europa recibió el 37,66% de los votos emitidos por los técnicos y capitanes de las selecciones nacionales de los 209 países que integran la FIFA, además de un grupo de periodistas, para sumar el reconocimiento a los que obtuvo en 2008 y 2013.

    Cristiano anotó 61 goles el año pasado con su club y la selección portuguesa, además de fijar una marca de la Liga de Campeones con 17 anotaciones en el torneo continental.

    "Quiero ser uno de los mejores jugadores de todos los tiempos", dijo al recibir el trofeo, una pelota bañada de oro. "Por supuesto, eso requiere mucho esfuerzo y espero lograrlo".

     

    Lionel Messi, el atacante argentino del Barcelona quedó segundo en la votación con 15,76%, poco por delante del portero Manuel Neuer (15,72%), baluarte del título que logró Alemania en la Copa Mundial en julio.

    Al escuchar que Thierry Henry, el recién retirado delantero francés, mencionó su nombre como ganador del reconocimiento, Cristiano cerró los ojos bajó la cabeza y caminó hacia el escenario.

    "Ha sido un año inolvidable", dijo Ronaldo, luego de respirar profundamente.

    Messi, quien ganó el premio en cuatro años consecutivos (2009- 2012), perdió en la final de la Copa del Mundo ante Alemania. La Portugal de Cristiano se despidió a las primeras de cambio del torneo. Neuer no pudo convertirse en el primer ganador del premio desde que la FIFA lo creó en 1999.

     

    Cristiano lució menos emotivo en esta ocasión, en que era amplio favorito para llevarse el trofeo, que el año pasado cuando rompió en llanto al anunciarse que había acabado con la racha de Messi.

    Joachim Low, técnico de la selección alemana que se coronó en Brasil, se llevó el reconocimiento por encima del italiano Carlo Ancelotti, que llevó al Real Madrid a ganar la Champions, y el argentino Diego Simeone, campeón de la liga española con el Atlético de Madrid.

    "Es la cereza del pastel", dijo Low. "¿Qué sería de un técnico sin un equipo fantástico? Soy nada si no tuviera a jugadores bien preparados".

    El alemán recibió 36,23% de los votos, Ancelotti recibió el 22,06% y Simeone se quedó con 19,02%.

    En el once ideal FIFPro-FIFA, Cristiano, Messi y el holandés Arjen Robben conformaron el trío de delanteros. El argentino Angel Di María, el español Andrés Iniesta y el alemán Toni Kroos quedaron en el mediocampo, mientras que los brasileños David Luiz y Thiago Silva, el español Sergio Ramos y el alemán Philipp Lahm redondearon la zaga. Neuer figuró como el portero.

    Luiz, Kroos, Di María y Robben fueron elegidos por primera vez al once ideal, seleccionado en una votación en la que participaron 23.3883 jugadores de 58 países.

    El gol de volea que James Rodríguez convirtió para Colombia ante Uruguay en el Mundial salió primero en la votación de fanáticos por el Premio Puskas al tanto más.

    Superó al espectacular gol que la irlandesa Stephanie Roche convirtió para Peamount United en una liga aficionada en octubre de 2013. Tercero fue el cabezazo de palomita que el holandés Robin van Persie marcó ante España en el Mundial.

    "Fue un gol muy especial para mí y para toda Colombia", dijo James al recibir el premio durante la gala en la que FIFA reconoció a los mejores jugadores de 2014 celebrada en el Palacio de Congresos de Zúrich. "Solo tengo palabras de felicidad y de agradecimiento".

    El zurdazo desde fuera del área por James fue el primer gol en la victoria colombiana 2-0 en el estadio Maracaná de Río de Janeiro. En la secuencia del gol, James recibió el balón tras un toque de cabeza de su compañero Abel Aguilar.

    Ante 73.000 espectadores, James durmió el balón con su pecho y giró sobre su eje. Sin dejar que picara, empalmó una impecable volea, seca y potente. La pelota pegó en la parte interior del travesaño y entró al arco, inalcanzable para el arquero uruguayo Fernando Muslera.

    En la votación, James captó el 42% de los 3,3 millones de votos emitidos por usuarios de FIFA.com y el cibersitio francefootball.fr.   Roche obtuvo un 33%, mientras que Van Persie sacó 11%.

    Después del Mundial, la ficha de James se disparó. Al ser vendido del Mónaco de Francia al Real Madrid, el club español desembolso el entonces equivalente de 108 millones de dólares.

    "Individualmente siempre quieres ganar todo y ayudar al equipo. Ha sido un sueño este premio. Ojalá este año pueda ganar más títulos con el Real Madrid, que es grande y su objetivo siempre es lograrlo todo", dijo James.

    El premio para la mejor jugadora del 2014 fue para la alemana Nadine Kessler, quien se impuso a la brasileña Marta y la estadounidense Abby Wambach.

    Joseph Blatter, presidente de la FIFA, no hizo mención alguna de su campaña por la relección en su primera aparición en público desde que el vicepresidente del organismo Alí bin Al Hussein anunciara que participará en la contienda en mayo. Blatter entregó el premio anual de la presidencia al periodista japonés Hiroshi Kagawa, quien en Brasil cubrió su décima Copa del Mundo.