Rockets juegan en México y ganan

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Rockets juegan en México y ganan
    James Harden tuvo un rol protagónico en la victoria ante los Timberwolves.

    MÉXICO - Dwight Howard y James Harden brillaron. Y nada impidió esta vez que Ciudad de México albergara su primer partido de temporada regular de la NBA en 17 años.

    Howard totalizó 22 puntos y 10 rebotes, Harden agregó 23 unidades y 10 asistencias, y los Rockets de Houston doblegaron por 113-101 a los Timberwolves de Minnesota el miércoles, en el regreso de la NBA a México.

    Howard, que se perdió el último partido de los Rockets - una contundente derrota ante Golden State - por síntomas de gripe, regresó con autoridad, al convertir nueve de 16 tiros de campo y bloquear cuatro tiros en 31 minutos.

    "Es un gran honor jugar en México, lo pasamos muy bien a pesar de que fue un viaje corto. El último partido lo perdimos y quería salir con un mejor esfuerzo para ganar", dijo Howard. "Yo siempre había querido venir a México, los aficionados fueron grandiosos, estuvieron de pie y aplaudiendo desde el calentamiento hasta el final (...) desearía que todos los partidos de los Rockets fueran aquí en México".

    Trevor Ariza añadió 19 puntos y Kostas Papanikolau agregó 14, la cifra máxima de su carrera, para los Rockets (7-1), que empataron a Memphis con el mejor récord de la Conferencia Oeste.

    "Queremos ser los mejores al final del año, el Oeste es una Conferencia dura, pero si jugamos duro, podemos ganarle al que sea", agregó Howard. "Queremos cargar el trofeo al final del año, de eso se habla en este equipo todos los días".

    Sin el español Ricky Rubio, aquejado por una lesión en el tobillo que sufrió en una derrota ante Orlando el viernes pasado, los Wolves perdieron su tercer partido consecutivo.

    Corey Brewer fue el mejor por Minnesota con 19 puntos, seguido por el novato Andrew Wiggins con 15.

    El partido fue más parejo de lo que se esperaba, especialmente en los primeros dos cuartos, pero los Rockets se despegaron en el tercero, cuando Jason Terry clavó un par de triples y la ventaja se fue hasta 15 puntos.

    "La primera mitad fue muy dura, no podíamos detenerlos, pero en el tercer cuarto apretamos la defensa y montamos una carrera para amarrar el juego", agregó Harden, que sólo convirtió ocho de 23 disparos.

    Casi un año después de que un cortocircuito en un generador provocara la cancelación de un partido de temporada regular entre Minnesota y los Spurs de San Antonio, la NBA pudo disputar el primer partido de temporada regular al sur de la frontera desde que los Rockets vencieron 108-106 a los Mavericks de Dallas en 1997.