Por fin ganan los Beach Boys

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    REDACCION DEPORTES - Una vez más el alero LeBron James fue el jugador que hizo posible el triunfo de los Heat de Miami al liderar el ataque que les permitió ganar por paliza de 108-78 a los Nets de Nueva Jersey. Mientras que James aportó 21 puntos, nueve rebotes y seis asistencias en sólo 30 minutos de acción, el escolta Dwyane Wade volvió a encender las alarmas dentro del equipo al sufrir otra lesión con otra torcedura del tobillo derecho. La victoria permitió a los Heat (29-9) romper racha de dos derrotas consecutivas y ponerse a dos juegos de los Bulls de Chicago (32-8), que lideran la Conferencia Este y también tienen la mejor marca de la liga. James contó con el apoyo del ala-pívot Chris Bosh, que aportó 20 puntos, después de haberse perdido los últimos tres partidos por tener que asistir al funeral de un familiar. Mientras que Wade, antes de lesionarse, y el base novato, el reserva Norris Cole, consiguieron 13 puntos cada uno para los Heat, que lograron el décimo triunfo consecutivo. Pero la victoria tuvo su costo, ya que Wade se torció el tobillo derecho durante la primera mitad del partido y no regresó al campo de juego. Hasta el momento el equipo no ha dado a conocer el alcance de la nueva lesión que ha sufrido Wade, pero el hecho de no volver al partido no fue la mejor señal. Al inicio de temporada Wade se perdió seis partidos debido a una torcedura en el mismo tobillo y ahora podría sucederle lo mismo o peor si el esguince de mayor. Los Nets (12-27) tuvieron a sólo tres jugadores con anotación de dobles dígitos y no pudieron sumar victorias consecutivas. El base Deron Williams lideró esa lista al anotar 16 puntos, y fue respaldado por el escolta novato MarShon Brooks, que colaboró con 12, y por el ala-pívot francés Johan Petro, que sumó 11 tantos.